Eduard Pons, preparado para su debut en el Rally Dakar

-Con 500 carreras en tres décadas a sus espaldas, el experimentado piloto ilerdense se enfrenta al reto deportivo más grande de su trayectoria deportiva.
-El objetivo es completar su primera participación en la prueba saudí y acabar en el Top 5 de la categoría SSV al volante de un Can-Am Maverick X3 copilotado por Jaume Betriu, mejor rookie en motos del Dakar 2020.
-Pons llega a la cita tras haber completado 14.000 kilómetros en tres años, un bagaje que le permite afrontar el desafío con los deberes hechos.

“Desde hace años pienso que el Dakar tiene que ser mi próximo objetivo, y por eso inicié un plan de preparación con el fin de llegar con las máximas garantías para mi estreno en esta carrera histórica”.
Eduard Pons ya cuenta los días para poner rumbo a la mayor aventura de su vida: el Rally Dakar 2024. El piloto de Lleida se estrenará en la próxima edición de la cita saudí con el doble objetivo de llegar a la meta y pelear por el Top 5 de la categoría SSV (hasta ahora llamada T4). Lo hará junto al motard Jaume Betriu, que este año ha debutado a su lado como copiloto.

Antes de embarcar los vehículos dentro de unos días en Barcelona hacia Arabia Saudí, el equipo Pons Rallysport ha desvelado los detalles de su participación en una presentación ante medios de comunicación, patrocinadores, familiares y amigos en las instalaciones de la bodega Clos–Pons en L’Albagés (Lleida).

A sus 55 años de edad, y con más de 30 de experiencia en el mundo de los rallyes, Eduard Pons se convertirá el próximo 5 de enero en todo un debutante en el mayor desafío del motorsport: el Rally Dakar, prueba en la que siempre había soñado competir y que, por fin, hará realidad. Atrás deja más de 500 pruebas en distintos certámenes, dos títulos de campeón de España de Rallyes de Tierra en la categoría Sénior (2018 y 2019), uno del S-CER en Silver (2021), otros cuatro de campeón absoluto de Catalunya de rallyes (2019, 2020, 2021 y 2022) y uno más de Campeonato de Aragón de la especialidad (2017).

“El Dakar es la carrera que siempre había querido correr”, reconoce Eduard Pons. “Mi trayectoria siempre ha estado unida a los rallyes, tanto a nivel regional, nacional como internacional. Hace años que pienso que el Dakar tiene que ser mi próximo objetivo, y por eso inicié un plan de preparación con el fin de llegar con las máximas garantías para mi debut en esta carrera histórica”.

El proyecto “Road to Dakar” del Pons Rallysport empezó a fraguarse en 2021 en el Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno, del que salió victorioso de T4 en todas las pruebas que disputó. Al año siguiente, corrió la Copa FIA de Bajas Cross-Country, donde fue cuarto después de llegar a mitad de temporada clasificado en segunda posición. Este 2023 ha participado en la mayoría de citas del Campeonato del Mundo FIA de Rally-Raid, lo que le ha permitido acumular cerca de 7.000 kilómetros cronometrados –más 14.000 km en el global de las tres temporadas– de experiencia sobre todo tipo de terrenos, con algunas actuaciones destacadas, como en Argentina, donde lideraba la prueba con una gran ventaja cuando un avería le retrasó al tercer escalón del podio final.

Conocedor de la dura competencia que encontrará dentro de la categoría SSV, el piloto ilerdense tiene muy claros sus objetivos en la 46ª edición del Rally Dakar. “Lo primero es llegar a la meta. Me estreno en un Dakar y quiero completar el recorrido, que ya de por sí es un reto, pero creo que seremos suficientemente competitivos como para pelear por entrar en el Top 5 de nuestra clase. Pienso que incluso podríamos optar a estar cerca del podio, si no cometemos errores. Soy consciente de que el Dakar es imprevisible, así que habrá que ir etapa a etapa para intentar llegar hasta el final con las mejores opciones posibles”, comenta Pons.

Para hacer frente a tan notable desafío, Eduard Pons tendrá sentado a su derecha a Jaume Betriu, que se ha estrenado esta temporada como copiloto, y que cuenta con experiencia dakariana, un amplio bagaje en competición y buenos conocimientos de mecánica. Betriu, de 36 años y natural de Coll de Nargó (Lleida), ganó el Trofeo Rookies y finalizó 14º de la categoría de motos en el Rally Dakar de 2020, mientras que en la edición del siguiente año mejoró sus resultados al terminar 12º absoluto.

El cambio de Betriu de las dos por las cuatro ruedas –en lo que respecta a rally– se ha gestado en los últimos meses de la temporada, con la confianza depositada por parte del Pons Rallysport. Se trata de uno de los pilotos de enduro españoles más competitivos y laureados. En su ya dilatada trayectoria en off-road ha logrado dos subcampeonatos del mundo de Enduro de E3 (2020 y 2021), once títulos nacionales de enduro (tres absolutos en 2015, 2016 y 2017; seis de E3 en 2016, 2017, 2020, 2021, 2022 y 2023, y dos de E2 en 2015 y 2018), así como un título nacional de Cross Country (en 2012).

La dupla Pons / Betriu tratará de alcanzar sus metas con la indispensable ayuda del equipo South Racing. La formación germano-portuguesa es todo un referente dentro de la categoría SSV, prueba de ello son sus seis victorias consecutivas en el Dakar desde 2018. Este equipo será el encargado de velar por la puesta a punto y fiabilidad del Can-Am Maverick X3 –una de las máquina más competitivas de la categoría– con el que Pons Rallysport se estrenará en el raid más duro del mundo con el dorsal #407.

El director deportivo del Pons Rallysport recae sobre los hombros de Cándido Carrera. Copiloto de Dani Sordo en el equipo Hyundai Motorsport en el Mundial de Rallyes (WRC), el gallego aúna experiencia y conocimientos para manejar de la mejor forma posible la logística y preparación de la carrera para que todos los elementos encajen a la perfección.

El Rally Dakar 2024 se pondrá en marcha el próximo 5 de enero con la celebración de la prólogo en la localidad saudí de Al-Ula. Tras esa primera toma de contacto, el Pons Rallysport deberá superar doce etapas que totalizarán 7.891 kilómetros de recorrido, de los cuales 4.727 serán cronometrados, antes de alcanzar la meta en Yanbu el 19 de enero. Los organizadores creen esta será una de las ediciones más duras que se recuerdan de la prueba.

También podría interesarte
Deja una respuesta