Rally Dakar 2024: el equipo Audi Sport, ante un nuevo desafío

  • El innovador RS Q e-tron de propulsión eléctrica con convertidor de energía a bordo se enfrentará a una fuerte competencia en Arabia Saudí
  • La estructura formada por Audi Sport y QMS y los tres equipos de pilotos y copilotos están preparados para un nuevo reto
  • Carlos Sainz: “La nueva puesta a punto del RS Q e-tron mejora la eficacia y el confort”

El Audi RS Q e-tron afronta su tercer Rally Dakar. Para la prueba más dura del año, el equipo Audi Sport ha optimizado al detalle el prototipo pionero, que cuenta con un tren motriz eléctrico, una batería de alto voltaje y un convertidor de energía a bordo. Los tres equipos de pilotos, Carlos Sainz/Lucas Cruz, Mattias Ekström/Emil Bergkvist y Stéphane Peterhansel/Edouard Boulanger afrontan el nuevo desafío con optimismo, pero también con respeto.

Audi fue el primer fabricante en desarrollar un vehículo de la categoría T1U para el Rally Dakar, con el objetivo de demostrar que un coche de propulsión eléctrica y bajas emisiones puede ser competitivo y dominar una de las pruebas más duras del automovilismo. “El Audi RS Q e-tron ya ha causado sensación en sus dos primeras participaciones en el Dakar”, declara Rolf Michl, Director de Audi Motorsport. “Audi ha sido una vez más pionera en su destacada historia en el automovilismo. Hemos iniciado un cambio de paradigma. La combinación de un tren motriz eléctrico y un convertidor de energía alimentado por reFuel es única y muy eficiente. Somos conscientes de lo que ya hemos conseguido. Al mismo tiempo, afrontamos el próximo Rally Dakar con respeto. Representa un gran desafío”. Como en los dos últimos años, Audi confía en el equipo Q Motorsport y en la experiencia de su director, Sven Quandt.

Rally Dakar 2024: un recorrido total de casi 7.900 kilómetros
Los pilotos, copilotos y la dirección del equipo Audi Sport están de acuerdo: a todos los participantes les espera una edición especialmente exigente del Rally Dakar. Doce etapas especiales durante 14 días en Arabia Saudí cubren 4.727 kilómetros. Incluyendo todas las jornadas de enlace, el recorrido totaliza una distancia de 7.891 kilómetros. Los equipos a menudo tienen que completar más de 400 kilómetros al día en las etapas especiales. “Por eso es importante mantener la capacidad de resistencia durante el rally. He entrenado mucho en bicicleta. Tenemos que poder descansar bien durante las noches y también prestamos atención a nuestra dieta”, apunta Stéphane Peterhansel.

Uno de los retos especiales de este año es una etapa maratón de 48 horas, que tendrá lugar los días 11 y 12 de enero y constituye una etapa conjunta, la sexta de doce. Los organizadores han elegido como escenario el Empty Quarter, con su interminable mar de dunas. Como las motos y los quads tienen recorridos diferentes, las tripulaciones punteras de coches y camiones no tendrán ninguna pista en la arena durante estos dos días. Además, los participantes tienen que prescindir del servicio habitual del equipo y sólo se les permitirá ayudarse unos a otros. Esa noche, sin embargo, estarán repartidos en varios vivacs. Tampoco podrán percibir y evaluar la actuación de sus adversarios. Edouard Boulanger, copiloto de Peterhansel, afirma: “Será un gran desafío estratégico. Pero la segunda semana también será dura, porque este año las etapas rocosas sólo llegan al final. Entonces las cosas todavía podrán cambiar”.

Meticuloso trabajo de desarrollo en el Audi RS Q e-tron
El equipo de desarrollo dirigido por Leonardo Pascali ha mejorado el RS Q e-tron en muchas áreas. “La nueva puesta a punto mejora el confort y también es muy eficaz”, subraya Carlos Sainz, que ha participado en la evolución de muchos coches de rally en sus casi 40 años como piloto profesional. Mattias Ekström añade: “Para mí, se trata de cómo podemos utilizar el coche en la arena. Es una gran ayuda que podamos conducir sobre las dunas sin necesidad de cambiar de marcha”. Edouard Boulanger apunta la importancia de centrarse en los detalles individuales: “Al principio del proyecto se ponía el foco en el desarrollo de la compleja tecnología de transmisión y del coche. Entretanto, también hemos encontrado tiempo para mejorar muchos aspectos del habitáculo. Podemos controlar mejor los niveles de ruido, y el conductor y el copiloto también están mejor protegidos contra los efectos de los impactos duros y las cargas extremas. Los técnicos han trabajado mucho en esto durante el año pasado y han hecho verdaderos progresos, lo que tenemos que agradecer”.

El tren motriz eléctrico del RS Q e-tron con batería de alto voltaje obtiene la electricidad de un convertidor de energía a bordo. Desde el último Rally Dakar, para el funcionamiento de este convertidor de energía Audi confía en el reFuel, un combustible ecológico basado en residuos, que permite ahorrar hasta un 60 por ciento de emisiones de dióxido de carbono. La nueva normativa limita la potencia del propulsor eléctrico a 286 kW, distribuidos entre los ejes delantero y trasero. Muchos otros nuevos detalles reducen los tiempos de mantenimiento para el equipo y hacen que el prototipo sea más seguro, fiable y confortable.

El equipo Audi Sport forma parte de un nutrido grupo de participantes
Un total de 343 participantes se han inscrito en la 46ª edición del Rally Dakar. Entre ellos hay 72 coches en las clases T1 y T2, 42 vehículos en la clase T3, 36 modelos SSV más pequeños, 46 camiones, así como 137 motocicletas y 10 quads. “Nos enfrentamos a competidores muy fuertes y experimentados. Como cada año, esperamos que las fortalezas relativas de la competencia sólo se pongan realmente de manifiesto durante el rally”, asegura Rolf Michl. Carlos Sainz reconoce la fuerte competencia: “Definitivamente, el ganador del Dakar Nasser Al-Attiyah y el campeón del mundo de rallies Sébastien Loeb en los Prodrive Hunters están entre ellos. Toyota también cuenta con un antiguo ganador, Giniel de Villiers, y varios buenos pilotos jóvenes en su alineación. Y desde luego no subestimaremos a nuestro nuevo rival, Ford, con el también ganador de esta prueba, Nani Roma”.

Por tercer año consecutivo el equipo Audi Sport se presenta a la prueba sin cambios en su alineación de pilotos. Como campeón del DTM, campeón del Mundial de Rallycross, ganador de las 24 Horas de Le Mans y campeón de la serie de turismos eléctricos PURE ETCR, Mattias Ekström probablemente aporta la mayor variedad de experiencia y éxitos. “He aprendido mucho desde que debuté en el Dakar en 2020. Nuestros rivales son experimentados y rápidos. He estado entrenando y compitiendo todo lo posible para estar preparado. Emil y yo hemos seguido aumentando nuestra velocidad y nuestra comprensión de este deporte”, declara Ekström. Su copiloto, el también sueco Emil Bergkvist, se ha adaptado rápidamente al Rally Dakar. “Ya estoy deseando que comience la nueva edición, porque nuestra curva de aprendizaje sigue apuntando hacia arriba”, afirma Bergkvist, que sólo ha pasado del asiento del piloto al del copiloto desde que forma equipo con Mattias Ekström.

El francés Stéphane Peterhansel, 14 veces ganador del Rally Dakar, confía en su compatriota Edouard Boulanger, que ya le ha acompañado hasta la victoria. Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallies, es toda una referencia en esta prueba: corrió por primera vez con Lucas Cruz como copiloto en 2009, y los dos españoles han ganado juntos el Rally Dakar en tres ocasiones hasta la fecha. Son la combinación de piloto y copiloto más veterana de Audi. “El próximo Dakar será duro, pero nos hemos preparado a conciencia. Físicamente, mi programa incluye ciclismo y footing en la montaña, además de ejercicio en el gimnasio. Mentalmente me preparo con un psicólogo deportivo. Esto me ayuda con mis tiempos de reacción y con la multitarea”, afirma Lucas Cruz con confianza.

Un equipo coordinado como principal fortaleza
La clave para afrontar una competición tan compleja, variada y de alto estrés como el Rally Dakar es un equipo fiable. Audi Sport ha cooperado con Q Motorsport, de Trebur (Alemania), desde el primer día. Sven Quandt, que ganó la Copa Maratón T1 de rallies campo a través como piloto en 1998, ha sido durante mucho tiempo un exitoso director de equipo. Ya ha ganado seis veces el Rally Dakar con su equipo X-raid y once veces la Copa del Mundo de rallies campo a través. “La experiencia es la clave del éxito en nuestro deporte. Sven Quandt y su equipo han demostrado que pueden superar todos los retos. Con una escuadra tan buena detrás, dormimos más tranquilos por la noche y afrontamos las etapas con más confianza”, subraya Stéphane Peterhansel. Su copiloto Edouard Boulanger añade: “Tenemos muchos miembros nuevos que se han unido al equipo Audi Sport. Han hecho un excelente trabajo a lo largo de este año y han impulsado el proyecto en una buena dirección con sus aportaciones. Eso me da confianza”. Mattias Ekström habla en nombre de todos cuando afirma: “He aprendido a seguir siendo humilde en este deporte. Son días increíblemente largos, y hay tantos…”.

Con la experiencia combinada de pilotos, copilotos, todo el equipo y el RS Q e-tron perfeccionado, Rolf Michl tiene un deseo por encima de todo: “Queremos vivir el Rally Dakar lo mejor posible para demostrar lo que podemos hacer”.

También podría interesarte
Deja una respuesta