El Repsol Toyota Rally Team desvela sus secretos para afrontar el Dakar 2024

-Contar con un buen equipo de asistencia, ser autosuficiente, tener una buena organización y prever todo lo que se puede necesitar con anterioridad son las claves del equipo liderado por Isidre Esteve.

-Una estructura propia formada por tres mecánicos y una preparadora física, junto al apoyo externo de Toyota Overdrive, garantizan que vehículo, piloto y copiloto estén listos cada día para la próxima etapa.

-El trabajo logístico empieza unos seis meses antes del Dakar, con la previsión completa de todo el material necesario para que el equipo funcione como un reloj en carrera.

-Para esta edición, Esteve y Villalobos tendrán a su disposición 6.200 litros de combustible renovable Repsol que se enviaron a Arabia Saudí en octubre.

El reto del Dakar no es únicamente una cuestión de destreza en el pilotaje y pericia en la navegación. El Repsol Toyota Rally Team disputa una segunda carrera paralela cada día, para garantizar una asistencia perfecta a Isidre Esteve y Txema Villalobos. De este modo, el Toyota Hilux T1+ número 235 puede abordar cada nueva etapa al máximo de sus posibilidades. El Dakar 2024 arranca el próximo 5 de enero en Arabia Saudí. Conozcamos más de cerca cómo se organiza el equipo apoyado por Repsol, MGS Seguros, TOYOTA GAZOO Racing España y KH-7 en la carrera más dura del motorsport.

Para empezar, existe un trabajo previo que empieza unos seis meses antes del Dakar, consistente en hacer una previsión completa de todo el material que necesitará el equipo. «Las cosas no las pedimos hoy y llegan mañana. Para organizarnos lo mejor posible, tenemos que anticiparnos muchísimo», explica Isidre Esteve. «Tenemos que hacer el pedido del material hacia el mes de junio para poder tenerlo en octubre, después del Rally de Marruecos. Entonces es cuando trabajamos más con el coche. De hecho, lo hacemos casi nuevo para el Dakar», asegura el piloto ilerdense.

A esta preparación previa le sigue el desafío logístico de la carrera sobre el terreno. El Repsol Toyota Rally Team está formado por tres mecánicos y una preparadora física, y se complementa con la asistencia de Toyota Overdrive. «Nuestro núcleo más cercano son nuestros mecánicos David Pigem, David Fabrellas y Carles Méndez. Luego está Lidia Guerrero, que se ocupa de mi recuperación física diaria. Ellos se desplazan de campamento a campamento con nuestro camión T5 y el 4×4 de los mecánicos», detalla el piloto.

«Lo importante es el conjunto; la suma de las dos estructuras. Con Toyota Overdrive tenemos un camión de asistencia T4 en pista, cargado de recambios, con un ingeniero y un mecánico, para solucionar posibles problemas en plena especial. Al final de la etapa tenemos sus camiones con los recambios y sus ingenieros especializados en cada aspecto del coche (datos, transmisión, suspensiones, electrónica…)», valora Esteve.

El jefe de mecánicos David Pigem concreta este reparto de tareas. «Nosotros llevamos un poco de todo, básicamente consumibles. Lubricantes Repsol, discos de freno, pastillas, rótulas, palieres, filtros, llantas… Todo el material que es más habitual para cambiar. Y todo lo que son materiales grandes, como cajas de cambio y diferenciales, lo lleva Toyota Overdrive», enumera este mecánico gerundense, con experiencia en el Mundial de Rallies, que trabaja con Isidre Esteve y Txema Villalobos desde que el piloto de Oliana volvió al Dakar, en 2017, gracias al desarrollo del cojín inteligente, que le permite pilotar sin temer por las úlceras por presión en los glúteos.

6.200 litros de combustible renovable
Ya entonces Isidre contaba con el apoyo de Repsol, KH-7 y MGS Seguros, lo que da una buena muestra de la complicidad y la compenetración del equipo. En 2021 se les unió Toyota, con un primer Hilux con los mandos de conducción adaptados en el volante. En 2024, por tercer año consecutivo, el Repsol Toyota Rally Team utilizará en el Dakar el combustible renovable de Repsol, ahora producido en un 70% a partir de residuos orgánicos, con el objetivo de seguir avanzando hacia las emisiones cero. El pasado mes de octubre, el equipo desplazó 6.200 litros de este combustible renovable Repsol a Arabia Saudí. La organización del Dakar es la encargada de transportarlo a los distintos campamentos, en bidones de 200 litros.

Volviendo a la logística específica del equipo, el Repsol Toyota Rally Team transporta todo su material en un camión taller propio que también hace las veces de vivienda para los mecánicos y los pilotos. Todo el material está debidamente ordenado en cajas. «Cada caja lleva un material concreto y una etiqueta que indica lo que hay dentro, para saber en todo momento dónde está cada cosa», explica Pigem. «En el Dakar, el tiempo es oro; se trata de optimizarlo al máximo».

Isidre Esteve concluye: «Esta manera de organizarnos, con el material de desgaste más básico en nuestro propio camión, nos permite ser autosuficientes y ágiles en las asistencias rápidas. Y luego tenemos a Toyota Overdrive a nuestro lado si necesitamos otro tipo de asistencia». El éxito del Repsol Toyota Rally Team en el Dakar, pues, no depende sólo del pilotaje de Isidre y la navegación de Txema; detrás hay todo un equipo, ágil y compenetrado, que forma una pequeña gran familia.

También podría interesarte
Deja una respuesta