Jeep ofrece las mejores prestaciones para enfrentarse a la nieve, el barro y el hielo

  • Ante los rigores del invierno, Jeep ofrece ocho décadas de experiencia el desarrollo de equipamientos y prestaciones para enfrentarse a los terrenos más difíciles, como las carreteras y caminos nevados o helados. Todo ello con un espacio interior y una comodidad que hacen sencillo cualquier desplazamiento.
  • La gama Jeep cuenta con el exclusivo sistema de tracción Selec‑Terrain® y, en algunos modelos, con la tracción total 4WD que ha cimentado la leyenda de la marca.
  • Las versiones electrificadas de la gama Jeep, como los híbridos enchufables 4xe o el Jeep Avenger Eléctrico cuentan con elementos que aseguran el máximo confort en invierno

Madrid, 28 de diciembre de 2023 – El frío empieza a asomar en muchas regiones de España. La gama Jeep es la mejor compañera para enfrentarse con tranquilidad a la nieve y el hielo disfrutando a la vez de un confort y un espacio interior de referencia en el disputado universo SUV.

El Jeep Avenger es un perfecto ejemplo de esta filosofía. Con un maletero de 380 litros que le sitúa en la parte alta de su segmento, incorpora equipamientos como el control de tracción Selec Terrain® o la protección 360º de la carrocería frente a impactos a baja velocidad. Pero no olvida los obstáculos de la gran ciudad, con funciones como los sensores de estacionamiento o el asistente para atascos.

Su vocación offroad también está presente en las molduras y elementos de protección que defienden tanto de piedrecitas y golpes en recorridos por caminos mal asfaltados como de impactos a baja velocidad.

A bordo de la gama Jeep, se puede contar con los cinco modos del sistema de control de tracción inteligente Selec-Terrain®, con su modalidad exclusiva Snow/Mud, especialmente diseñada para gestionar y optimizar la tracción en firmes nevados o con placas de hielo. Detecta automáticamente el deslizamiento de los neumáticos y lo corrige en tiempo real, además de minimizar el subviraje y ofrecer, en todo momento, la máxima adherencia y motricidad.

Por otra parte, la legendaria tracción total 4WD de la gama Jeep es toda una garantía sobre terrenos con nieve o barro, unida al control de descenso Hill Descent, que permite dominar rampas y pendientes heladas o nevadas gracias a un sistema que limita la velocidad y activa el sistema de frenado, si es necesario.

Además, algunas versiones de la gama Jeep, como los Jeep Renegade Trailhawk, Compass Trailhawk o Wrangler Rubicon incorporan, en su dotación de serie, neumáticos M+S, diseñados para circular sobre cualquier tipo de terreno, sea cual sea la climatología.

Para los más sibaritas, la nueva generación de automóviles Jeep permiten enfrentarse al frío con el máximo nivel de confort, con asientos y volantes calefactados. En las versiones eléctricas del Jeep Avenger o las híbridas enchufables 4Xe del resto de la gama, la posibilidad de activar el climatizador desde el smartphone para encontrarse el Jeep a la temperatura perfecta.

Estos avances no permiten olvidar los consejos de conducción invernal que se pueden aplicar a cualquier vehículo: circular a baja velocidad y con marchas largas, evitar movimientos bruscos al volante, en los frenos, en las aceleraciones, recurrir al freno motor y no olvidar nunca que, sobre nieve, la tracción y la adherencia puede ser hasta diez veces menor que sobre asfalto y que es posible que la distancia de frenado se triplique. La tecnología y las prestaciones complementan, y en ningún caso sustituyen, a la prudencia y al sentido común.

También podría interesarte
Deja una respuesta