Fernando Castaedo: «De estar pasando una de las peores rachas de mi vida pasé a conseguir cumplir uno de mis sueños»

El piloto asturiano Fernando Castaedo hace una muy interesante reflexión sobre su situación, donde tras sufrir un accidente compitiendo y ser padre, se lo replantea todo, pero gracias al apoyo familiar vio la luz cuando se estaba pensando dejan do todo.
Fernando Castaedo Conde
Otro año más, u otro menos según se mire. Año de contrastes para mí al menos.
No soy de las personas que me gusta diferenciar entre lo deportivo y mi vida personal en cuanto a carreras se refiere.
Cuando te dejas tanto dinero, tanto tiempo , y tantos sacrificios en, algo no puede ser solo meramente deportivo; Los Rallys son parte de mi vida. Una parte más como puede ser cualquier otra.
Posiblemente el 2023 fue el peor año para los amantes de los Rallys que hemos podido tener , al menos en mucho tiempo. Pero en mi situación concreta , y quizás con el típico egoísmo humano , lo hice algo más personal. Mi chica estaba embarazada..iba a ser padre y compañeros estaban sufriendo la peor parte que existe dentro de las carreras…
Precisamente por eso tuve la única crisis de identidad con respecto a este deporte en mi vida.
En medio de esta pelea personal con mi conciencia pasó lo peor que podía pasar.
En el Rallysprint del Viso tuve el golpe más fuerte de mi vida. Una salida muy, muy fuerte y peligrosa.
Fue entonces cuando, ya no solo yo mismo, sino que un aluvión de opiniones externas ( y por su puesto todas pensando en nuestro bien ) empezaron a cuestionar si en mi situación era correcto seguir corriendo.
Tanto fue así que empecé a auto-juzgarme:
¿Es ético o lógico seguir en esto con todo lo que está pasando?
¿Es lo correcto?
¿ No soy excesivamente egoísta si sigo haciéndolo?
Un día, estando con Claudia no pude más me hice esas mismas preguntas en alto , y a tres meses para tener nuestro hijo me dijo algo que nunca jamás voy a olvidar:
“ Fer, para ser buen padre hay que ser un padre feliz ”
No tengo vida suficiente para agradecerle esas palabras.
De estar pasando una de las peores rachas de mi vida pasé a conseguir cumplir uno de mis sueños (un coche FIA) y antes de poder estrenarlo el momento más feliz de mi vida entera, que fue ser padre.
Lo que está claro, es que lo único que nunca se debe hacer en medio de la tormenta es dejar de remar. A por otro año de salud, gasolina y Rock’roll.
Feliz año gente 2024!
2023, para lo bueno y para lo malo.
2024, vamos allá.
#rock’roll
#pirellimanda

 

También podría interesarte
Deja una respuesta