Isidre Esteve salva bien una primera etapa comprometida

-El Repsol Toyota Rally Team se sobrepone a un contratiempo con el acelerador y muestra un gran ritmo en la primera especial de competición del Dakar.

-El piloto ilerdense y su copiloto Txema Villalobos pelean con los mejores con su Toyota Hilux T1+ y ya se colocan en la 26ª posición en la categoría Ultimate, la 31ª absoluta.

-«Me encuentro muy bien con el coche. Corremos muchísimo y nos encontramos seguros. El único problema ha sido con el acelerador, pero lo arreglaremos y seguiremos disfrutando de la carrera».

Isidre Esteve y Txema Villalobos siguen a rajatabla su libro de ruta en el Dakar. En la primera especial de competición de la carrera, disputada este sábado entre Al-Ula y Al Henakiyah, con 414 kilómetros cronometrados, los del Repsol Toyota Rally Team se han aupado hasta la 31ª posición absoluta, la 26ª en la categoría Ultimate y la 19ª entre los coches T1+ como el suyo. Y eso a pesar de que en esta primera especial han tenido que lidiar con un contratiempo electrónico en el acelerador que les ha entorpecido el ritmo.

El problema con el acelerador han empezado a notarlo desde el primer kilómetro de la crono y les ha afectado especialmente en los últimos 80 kilómetros. «No sabíamos si podríamos continuar, porque el coche se paraba en la salida de todas las curvas; al final, incluso se paraba en las rectas», explica Esteve. Recordemos que el piloto ilerdense conduce con los mandos adaptados en el volante, entre ellos, el del acelerador, y ha sido en este sistema donde se ha localizado el fallo. Ello da más mérito todavía a su tiempo en la especial, 5 horas y 12 minutos, a 36 minutos de la cabeza. Un registro que habría sido muy respetable incluso en condiciones normales.

De este modo, el equipo con los colores de Repsol, MGS Seguros, TOYOTA GAZOO Racing España y KH-7 ha vuelto a confirmar su competitividad en la edición 2024 de la carrera más dura del motorsport. «Me encuentro muy bien con el coche. Corremos muchísimo y nos encontramos seguros. Hay mucha diferencia respecto del año pasado. Todo lo que hemos trabajado, incluso me sorprende que haya dado tan buenos resultados, que me encuentre tan bien con el coche», valora el piloto ilerdense.

En cuanto a la especial del día, constaba de dos partes bien diferenciadas. «Hasta el kilómetro 225 eran pistas de arena, rápidas, muy bonitas para conducir. Luego, a partir de ahí hasta el final, eran pistas de tierra muy lentas, con piedras, terreno muy roto, con un ritmo muy lento todo el rato. Teníamos que ir con mucho cuidado para no pinchar, y no hemos pinchado», asegura.

«Espero que esta noche lo solucionemos el problema que hemos tenido y que a partir de mañana podamos seguir disfrutando de la carrera. Tendremos que cambiar el potenciómetro del acelerador o la centralita electrónica; tiene que ser eso», aventura el piloto de Oliana (Lleida).

En cualquier caso, lo más positivo de la jornada es que, a pesar del problema que les ha afectado durante toda la etapa, el Repsol Toyota Rally Team ha completado la especial mezclado con el nutrido grupo de los punteros, incluidos los camiones más rápidos. Ha tenido mucho que ver también la navegación del copiloto Txema Villalobos, «perfecta durante toda la etapa», en palabras de Isidre.

Este domingo, la segunda etapa discurrirá entre Al Henakiyah y Al Duwadimi, con 662 kilómetros en total, de los cuales 470 de especial cronometrada, en la que predominarán las pistas de tierra y también aparecerán las primeras dunas de la competición.

Clasificación etapa y general:
1. Guillaume de Mevius (Toyota) 4h 35’59»
2. Carlos Sainz (Audi) +01’44»
3. Giniel de Villiers (Toyota) +09’18»
4. Vaidotas Zala (Mini) +10’42»
5. Romain Dumas (Toyota) +12’18»

31. Isidre Esteve (Toyota) +35’59»

También podría interesarte
Deja una respuesta