Loeb: «Cuando vemos lo que le pasó a Sainz perdemos la oportunidad de compensar gran parte de nuestro retraso»

El galo Sébastien Loeb habló de sus contratiempos del día, donde, a pesar de toso, ha logrado recortarle tiempo a Carlos Sainz, el líder del Rally Dakar 2024 con 13:22 de diferencia, con lo que la lucha por la victoria está totalmente abierta. 

El francés se vio obligado a cambiar dos ruedas sin gato ni farter. A pesar de todo, el piloto de Prodrive todavía tiene esperanzas de ganar el Dakar, ya que Carlos Sainz también ha tenido sus problemas.

“Anoche tuvimos un problema con el gato hidráulico del coche. Pensamos que estaba arreglado. Pero esta mañana no pudimos levantar el coche para cambiar la rueda, que se nos pinchó dos veces. Al final volvemos a perder algo porque vamos muy lento. Nos quedamos atrapados en el polvo porque nos adelantaron cuando cambiamos la rueda. En cualquier caso estamos teniendo un día muy malo por culpa de grandes estupideces, esto no es normal. Cuando no tienes gato para cambiar la rueda es complicado, sobre todo porque ayer ya estaba rota y hoy no la repararon. Es así, es una pena, son 15 minutos perdidos gratis”.

“Obviamente, cuando empiezas un día con un cilindro que no funciona, sigue siendo una estupidez. Creo que normalmente no es algo muy complicado. En resumen, así es. Tuvimos un problema ayer cuando llegamos a meta, ya que había una fuga. Y esta mañana, en el tramo, recibimos una alarma del cilindro. Lo sacamos para intentar resetearlo porque no bajaba, y de hecho el coche se quedó en el aire y nunca conseguimos volver a bajarlo. Tuve que cortar las mangueras para sacar el líquido y asegurarlo con una correa, y aguantó, aunque ya no funcionó», relató el segundo clasificado del Rally Dakar 2024.

Y obviamente, «inevitablemente, cuando tienes suerte, pinchas en el lado donde el gato no funciona. Ambos pinchazos se produjeron en la parte trasera izquierda. Cada vez tuvimos que encontrar una roca sobre la que pararnos e inclinar el coche para levantar la rueda trasera. El farter también estaba vacío, así que obviamente perdimos al menos quince minutos. Es una estupidez porque cuando vemos lo que le pasó a Sainz perdemos la oportunidad de compensar gran parte de nuestro retraso. A pesar de ello le quitamos algo de tiempo en la general. Vamos a permanecer con este pensamiento positivo del día y ya veremos mañana lo que podemos hacer”, deseó.

«Aún tendremos que entender qué pudo haber pasado porque es un poco difícil de aceptar. Todavía nos decimos a nosotros mismos que cómo es posible que nos pasara algo así de estúpido, es una pena. Esperamos que las piedras de mañana sean menos desagradables”, sentenció.

También podría interesarte
Deja una respuesta