Cuando la diversión al volante se une al confort: el as de los rallies Oliver Solberg prueba el Škoda Octavia RS

– El piloto de rallies sueco Oliver Solberg dio una vuelta de prueba al actual Škoda Octavia RS y grabó sus impresiones de conducción en un vídeo
– El nuevo Škoda Octavia RS ofrece un motor de gasolina de 195 kW (265 CV) de la misma familia que el del Škoda Fabia RS Rally2 de competición de Solberg
– Nuevo en el último Škoda Octavia RS: un diferencial controlado electrónicamente combina deportividad y agilidad de conducción con confort en carretera

El automovilismo forma parte del ADN de Škoda desde hace más de 120 años. Esta herencia se refleja tradicionalmente en la gama Škoda RS. Y el nuevo Škoda Octavia RS no es una excepción, como confirma Oliver Solberg. El joven piloto de rallies sueco realizó una exhaustiva prueba de conducción con el modelo más deportivo del Octavia.

Oliver Solberg compite habitualmente en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA al volante de un Škoda Fabia RS Rally2. Recientemente, el joven sueco de 22 años aprovechó la oportunidad para probar la nueva generación del Škoda Octavia RS. Quedó encantado de cómo los ingenieros de Škoda combinaron maniobrabilidad, practicidad y confort con deportividad, potencia y diversión.

Un factor clave es el nuevo motor de 195 kW (265 CV), que supone un aumento de 15 kW (20 CV) en comparación con el modelo anterior. “La potencia inmediatamente disponible es genial. No tienes que pensar en la marcha; todo lo que tienes que hacer es pisar el acelerador a cualquier velocidad y el Octavia saldrá disparado hacia delante”, afirma Solberg. El motor turboalimentado de cuatro cilindros del nuevo Škoda Octavia RS es de la misma familia (EA 888) que el motor del Škoda Fabia RS Rally2 que Solberg utiliza en competición. “El motor del Škoda Octavia RS tiene una respuesta rápida y reacciona inmediatamente a las órdenes del acelerador”, resume.

Como novedad en el último Škoda Octavia RS, un diferencial controlado electrónicamente se encarga de la perfecta distribución del par entre las ruedas delanteras motrices. “Este diferencial ayuda mucho a transferir la potencia a las ruedas. Incluso al salir de curvas cerradas con marchas cortas, la rueda interior no patina y no se pierde tracción”, describe Solberg. “Además, el tren delantero entra en la curva de forma muy natural al acelerar. El coche es estable y fácilmente predecible”.

El nuevo Škoda Octavia RS también ha dado un paso hacia una experiencia de conducción más deportiva. El chasis está 15 milímetros más cerca de la carretera, lo que reduce significativamente el centro de gravedad del coche. “Esto es crucial para ofrecer una mejor maniobrabilidad y capacidad de respuesta a la dirección, porque cuando se conduce de forma más dinámica, se necesita un coche que vaya exactamente donde uno quiere sin balanceos innecesarios”, subraya Solberg. “El nuevo Škoda Octavia RS está un poco más aderezado con el ADN del motorsport”.

Según Solberg, el nuevo Škoda Octavia RS ha conservado todo aquello que ha caracterizado al modelo desde su primera generación: el confort de conducción en viajes largos. “El principal punto fuerte del Octavia RS es la combinación de una velocidad destacable y el confort en carretera. El coche es firme y preciso, pero los reglajes de los amortiguadores no son demasiado duros”, subraya Solberg.

El nuevo y afilado frontal del Škoda Octavia RS, con un aspecto más deportivo y nuevos gráficos de los faros Matrix LED de serie, también gustó al joven piloto de rallies sueco. Tras la prueba, a Oliver Solberg le habría encantado quedarse con las llaves del Škoda Octavia RS. Sonriendo, expresó un único deseo: “¿Puedo tenerlo como coche de empresa, por favor?”.

También podría interesarte
Deja una respuesta