Paseo militar de Kobe Motor en el Cierzo Rally Ejército de Tierra

-Alberto Dorsch y Marcos Martínez se impusieron en la cuarta prueba de la temporada del Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno y están un poco más cerca de sumar su séptimo título nacional de la categoría T2.

-Las lluvias fueron las grandes protagonistas de una carrera en la que el Toyota Land Cruiser de la formación madrileña volvió a demostrar su máxima fiabilidad en un terreno muy embarrado y roto.

-«Quiero felicitar a todo el equipo Miracar por el trabajo realizado esta temporada, el coche funciona a la perfección y los resultados están ahí. El título puede llegar en la próxima carrera, así que estamos súper concentrados en cumplir con el objetivo», comenta Dorsch.

Kobe Motor sumó merecidamente su tercer triunfo de la temporada en el Cierzo Rally Ejército de Tierra, la cuarta cita de la temporada del Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno (CERTT). Alberto Dorsch y Marcos Martínez supieron adaptarse a la perfección a la dureza y exigencia del itinerario de esta carrera con sede en Zaragoza, lo que les valió para añadir un nuevo triunfo a su brillante palmarés que deja al equipo madrileño un paso más cerca de sumar su séptimo título nacional de la categoría T2.

Las fuertes lluvias torrenciales que azotaron la región el viernes por la tarde dejaron los tramos del sábado completamente embarrados y rotos. A estas circunstancias se les sumaba la dura naturaleza de las dos especiales a disputarse: la SS2 y SS3 (157 kilómetros) en el campo militar de San Gregorio y la SS4 (127 kilómetros) en las pistas de Alfajarín, clásico de la Baja Aragón en los Monegros.

Tras la pequeña toma de contacto de la prólogo celebrada en la jornada del viernes, el sábado arrancaba con el plato fuerte, la doble pasada al campo militar de San Gregorio, donde muchos equipos no fueron capaces de completar el recorrido por lo duras, rotas y embarradas que estaban las pistas. En las circunstancias más extremas es cuando el equipo Kobe Motor, con mucha experiencia a sus espaldas, brilla más. Así, Alberto Dorsch y Marcos Martínez volvieron a demostrar su talento para progresar sobre las pistas aragonesas, con especial atención en conservar la mecánica de su experimentado Toyota Land Cruiser y ayudando a los equipos con problemas que se encontraron por el camino.

«Fue una locura; el campo militar estaba muy roto. La primera pasada tenía mucho barro por la lluvia del día anterior, por lo que era difícil ver los peligros que marcaba el roadbook. En la segunda pasada el terreno estaba más seco, por lo que era más peligroso tener un percance debido a la dureza del terreno. Disfrutamos y sufrimos a partes iguales, pero lo superamos con nota», comentó satisfecho Alberto Dorsch.

Tras ello, Alfajarín (SS4) fue la última especial de un rally en el que la lluvia volvió a arreciar con fuerza para poner contra las cuerdas a todos los competidores. «Estábamos en la asistencia en Zaragoza y pensábamos que no íbamos a poder correr el último tramo. Afortunadamente, los organizadores de la prueba, que son –como nosotros– de la vieja escuela, hicieron todo lo posible para tirar adelante el itinerario, y así lo hicimos. Fue difícil, ya que los tiempos de corte eran muy justos, pero Marcos hizo un trabajo increíble con la navegación y pudimos llegar a la meta sin problemas», añadió el piloto madrileño.

Con este tercer triunfo de la temporada, Kobe Motor ve un poco más cerca su objetivo: el séptimo título en la clase T2, reservada a los vehículos 4×4 de serie, un hito que puede certificarse en la próxima cita del CERTT, la Baja Aragón del 26 al 28 de julio.

«Saldremos a la Baja Aragón con las mismas ganas de siempre. Quiero felicitar a todo el equipo Miracar por el trabajo realizado esta temporada, el coche funciona a la perfección y los resultados están ahí. El título puede llegar en la próxima carrera, así que estamos súper concentrados en cumplir con el objetivo», explicó Alberto Dorsch.

También podría interesarte
Deja una respuesta