Alberto Monzón alucina con el «nivelazo» de la Rally Cup: «Aquí te rascas un ojo y ¡te pasan siete!

Alberto Monzón
Me suele costar dar con la foto que mejor vaya a la crónica que me gusta escribir de cada carrera. Héctor, un compi del trabajo, me envió ésta que me hizo en la asistencia cuando fue a verme con su hijo pequeño que me miraba algo tímido y también un poco alucinado porque uno de los pilotos fuera amigo de papá. Vaya flipada verte reflejado en los ojos de un niño y rememorar cuando tú mirabas así a los que para ti eran héroes. Porque yo nunca quise ser piloto de avión, piloto de carreras siempre fue mi única obsesión.
Esta foto, aunque pudiera no parecerlo, representa mucho de lo vivido en nuestras dos primeras carreras de esta temporada. No he querido dar muchas pistas a los rivales, pero vengo arrastrando unos problemas de espalda que me están haciendo apretar los dientes e intentar que el dolor no afecte al pilotaje ni a los tiempos. Gracias a mi fisio Eli, que es una crack, y al bendito Ibustick (mano de santo para calmar las molestias), estamos salvando la papeleta a duras penas.

No puedo dejar de mencionar a mi equipazo de Las Torres Automoción, que nos hacen sentir como pilotos oficiales en todo momento. Ellos saben de nuestro potencial y están sufriendo tanto o más que nosotros porque no estamos pudiendo sacar todo lo que llevamos dentro. Su obsesión y la nuestra es la misma, su objetivo y el nuestro es uno, ser los mejores. Ellos están cumpliendo a la perfección en su parcela, ya que el coche no ha dado ni un solo problema mecánico. Ahora falta hacer unos reglajes que nos permitan ir más rápidos, cómodos y seguros, porque esa es la verdadera forma de disfrutar del pilotaje y de poder ser los más rápidos.
¡Qué decir de mi copi! Aunque no lo crean, está en la foto cuidando a su viejo y maltrecho piloto (Ibustick roll on en mano). Les puedo garantizar que no es nada fácil aguantar la presión de cantar mis notas con la necesidad que tengo en todo momento de que nada falle un milímetro, porque en algunos puntos hay demasiada información para la velocidad que llevamos y si ella no da lo mejor de sí, sabe que nos va a hacer perder unas preciosas décimas. A esa responsabilidad súmenle la de ir con un coche que ahora mismo no es nada fácil de conducir y sólo tenemos dos opciones, bajar el ritmo y tirar la toalla hasta que demos con la tecla o imponer un ritmo más alto de lo que toca y asumir todos los riesgos que ello conlleva. De momento he elegido la segunda opción porque la otra ya nos hubiera descartado prácticamente de la lucha por la victoria final. Así que un gran olé por Taydía y su valiente actitud, clave para mantenernos en la pelea.
A toda esta presión interna ahora metamos a los rivales en la ecuación. Porque aquí te rascas un ojo y ¡te pasan siete! ¿Pero qué prisa tienen estos tíos? Nivelazo bestial, se los digo yo que los sufro metro a metro. Nelson Climent hizo un carrerón de menos a más, imponiendo un ritmo al final inalcanzable. Victoria indiscutible y merecida.

Juan Carlos liderando casi todo el día, llegando a marcar un cuarto de la general en el primer tramo del sábado. Los abuelitos de la copa vamos a dar guerra hasta el final jeje.
El joven Raúl Hernández, con el que estuvimos todo el día peleando el tercer escalón del podium y que algún problema de potencia nos facilitó la labor de quedar por delante.
Fernando Cruz ya está de vuelta y me alegro de corazón por él, ya que los fantasmas del pasado van quedando atrás para dejar paso al piloto que era y es. ¡Échale un galgo en el rallye de casa!
El día que Fariña no tenga algún problema vamos a ver su verdadero potencial. Que sea el piloto que más tramos ha ganado ya nos da una pequeña pista.
Cañada no podía permitirse no puntuar tras el palo del Canarias, pero será de los que estén en la pomada más pronto que tarde.
Alfredo Guerra está recién aterrizado al no haber corrido la primera cita, por lo que hay que darle tiempo, igual que a Fumero, que viene de un trasera, que muy poco tiene que ver con esto.
El nivel de exigencia es tan alto ahora mismo que para hacer un séptimo en esta copa hay que correr mucho. No en vano, el que quedó en ese puesto es 12º de la general, ¡ahí es nada!

Aprovechando el parón hasta finales de Julio, ahora me toca hacer test para reparar mi cuerpo y test con el coche, que espero hacer en el Rallysprint Era del Cardón en breve.
¡Contando los días!
No puedo olvidar que estamos aquí gracias a:
-Maderas El Pino
-Arucla Reformas y Construcciones
-Centro Comercial Biosfera
-Panadería Pastelería La Madera
-Desguace La Marina
-Marlaska Artes Gráficas
-VGR Motor
-Las Torres Automoción

Entrevista a Alberto Monzón en el programa Motor A Fondo a partir del minuto 1:35.50

También podría interesarte
Deja una respuesta