Daniel Pérez sobre su padre Nicomedes: «Con sesenta y tres años tiene cuerda para rato, bajando sus tiempos de años anteriores y seguir luchando por los primeros puestos»

El piloto palmero Daniel Pérez, hijo del laureado piloto Nicomedes Pérez, escribe sobre la vida deportiva y momento actual de uno, si no es el más, pilotos laureados de la isla de La Palma.

Daniel Pérez Pérez

Pasados unos días de la V Subida a San Isidro y ya con los pies en la tierra. Escribo estas palabras hacia mi padre:

No sé por dónde empezar. Pero ya son muchos años disfrutando del mismo deporte que enamora a mi padre y del cual estoy enamorado. Llevo desde que tengo uso de razón acudiendo a las carreras de la mano de mi tía. Hasta que pude empezar en la asistencia ayudando y aprendiendo de mi padre. Hasta que llegó el momento en el cual cumplía dieciséis años y me compraba mi primer coche de carreras para debutar en los slalon. Que le costó alguna discusión en casa con mi madre, pero rápido entendió que era algo que me hacía muchísima ilusión y que llevaba esperando con mucha ansia.

Muchos lo llamaron loco, que por qué hacía esa locura, pero nada le importó. Él sabía que era mi ilusión y eso se sobreponía por encima de todo. Hasta ese primer slalon no fui consciente de la pasión tan grande que tenía mi padre por este deporte al verle ese brillo en los ojos. Podría ser por mil cosas, emoción, nervios, alegría, nervios… Pero a día de hoy sigue teniendo ese mismo brillo y las mismas ganas de siempre por seguir practicando este deporte. Y así lo ha demostrado año tras año, sabiendo que no tiene nada que demostrar, ya que sus logros hablan por sí solos, peleándose con los mejores pilotos de la Isla de La Palma y en muchas ocasiones con los mejores de Canarias, demostrando que puede estar muy arriba.

A día de hoy hemos hablando mil veces de lo mismo, que disfrute de cada carrera que haga, que no tiene nada que demostrar, etc. Pero, al parecer, con sesenta y tres años tiene cuerda para rato, bajando sus tiempos de años anteriores y seguir luchando por los primeros puestos. Y tanto a mi como a todo el equipo nos sigue dejando sin palabras. Solo puedo decir ole tus “COJONES” y decirte que mientras sigas teniendo ese brillo en los ojos no te dejaré que cuelgues los guantes y sé que queda NICO para rato.

Muchos pilotos se fijaban o se fijan en pilotos como Goyo Picar, Monzón, Carlos Sainz, Yeray Lemes, Enrique Cruz, pero yo solo me miro en él, en mi único ejemplo a seguir tanto en lo deportivo, como en lo personal. Así que solo pido una cosa: que te dure esa ilusión por muchos años más y que todos podamos seguir disfrutando de ti.

También podría interesarte
Deja una respuesta