No es de recibo querer excluir desde ya un rally canario del CERA

-Artículo de opinión de Rafa León, responsable de contenidos de automovilsimocanario.com.

En los últimos días hemos venido escuchando diferentes opiniones de los máximos responsables de la Federación Española de Automovilismo, caso de su presidente, Manuel Aviñó, como de José Vicente Medina, presidente de la comisión de seguridad y la comisión de rallys de asfalto del Campeonato de España de Rallys de Asfalto (CERA). Ambos han dejado claro que la celebración de las nueve citas que aún optan a poder correrse, menos el anulado Rally Sierra Morena, son inviables.

Según han declarado, desde que se salga del estado de alarma, y en la mejor de los casos, se correrían entre cinco, seis o siete citas, siendo una de las pruebas canarias la sacrificada. Estiman que para los pilotos sería muy sacrificado correr en cuatro meses lo que se tendría que hacer en nueve, por lo que les sobran entre dos y tres rallys. Podemos entender que es complicado, pero poner de partida que una de las dos pruebas canarias no encaja no es plato de buen gusto, cuando en quince días puedes cerrar el certamen en una comunidad segura de coronavirus.

Sería cuanto menos curioso que los equipos del Campeonato de Europa de Rallys (ERC) viajen hasta Gran Canaria para correr el Rally Islas Canarias desde lugares mucho más lejanos que en los que vive cualquier piloto que realiza regularmente el Campeonato de España de Rallys, y que los del CERA no lo hicieran porque se elige el Adeje. O que los del Nacional corrieran el Islas Canarias y no lo hicieran una semana después en Adeje, como se lleva haciendo desde hace muchas temporadas con total normalidad, lo que demostraría que la voluntad de algunos es poca y es mejor ponerse la venda antes que tener una herida.

Todo apunta a que Canarias va a ser de las primeras comunidades en poder salir del estado de alarma, con uno de los menores porcentajes de contagiados del país, por lo que no es entendible que se quiera prescindir de una de sus dos pruebas del CERA cuando ambas se podrían disputar con total normalidad a finales de año, en las dos primeras semanas del mes de diciembre. ¿Quién está en contra de venir?; ¿tiene sentido modificar la hoja de ruta que tan bien ha venido funcionando los últimos años con dos rallys en 15 días? Entendemos que no, pero parece que la respuesta para algunos de los pesos pesados de la RFEA es la contraria. ¿Por qué? Pues vete tú a saber…

Escuchar de Aviñó decir que “vamos a ver de qué forma alguno de los rallys canarios puede entrar, pero sería lógico pensar que los dos no quepan; Canarias no se va a quedar fuera. Hay muchas pruebas deportivas en Canarias…”, como también ocurre en Asturias, Cantabria, Cataluña… Señor Aviñó, ¡así no! Si aquí se pueden correr dos pruebas porque se hacen las cosas bien, déjense de excluir de manera gratuita y hagan las cosas bien. Los comités organizadores se merecen un respeto y no que les tomen el pelo, como pretenden. La tierra es para quien lo trabaja, y si el Islas Canarias y Adeje tienen buenos rallys, no los excluyan.

Sólo entendería que no pudieran sacar adelante el evento por temas económicos y que entonces, en estrecha colaboración con la Federación Española, se estime que lo mejor para todas las partes es la renuncia y pensar en 2021, pero cuando hay posibilidades de sacar ambas citas adelante con total normalidad, no tiene sentido que desde ya se diga que no. Sabemos que estamos sentenciados y que ya han decidido desde las más altas esferas de la RFEA que los dos no estarán en el CERA 2020, por lo que mostramos nuestro máximo rechazo a esa decisión. Solo entenderíamos como lógico la celebración de los dos rallys y lo contrario nos decepcionaría.

También podría interesarte
Deja una respuesta