240 equipos arrancan los motores del 71 Rally Motul Costa Brava

  • Este jueves a la tarde, Girona ha acogido la ceremonia de salida de la prueba, y a continuación los participantes de Velocidad han disputado el primer tramo, la subida al Santuari del Àngels.
  • El 71 Rally Motul Costa Brava cuenta con una inscripción récord de 240 equipos, con una gran participación femenina y un 60% de participantes internacionales.
  • La gran estrella de esta edición, el dos veces campeón del mundo Miki Biasion, ha realizado la salida de honor con su Lancia Rally 037, en el 40 aniversario de su primera victoria en el Rally Costa Brava.

Los motores ya rugen en Girona. El 71 Rally Motul Costa Brava se ha puesto en marcha esta tarde desde el Pont de Pedret, y a continuación los participantes de Velocidad ya han disputado el primer tramo nocturno, la subida al Santuari dels Àngels, muy próximo a la capital gerundense. La prueba continuará el viernes, cuando se añadirán
el resto de equipos inscritos en las modalidades de Regularidad y Legend, y se alargará hasta el sábado por la noche, después de dos intensos días de competición.

La edición número 71 del rally más antiguo de España alcanza una participación récord de 240 equipos inscritos, hecho que sitúa al Rally Motul Costa Brava como una de las pruebas más grandes del automovilismo histórico europeo. Así pues, el rally organizado por el Club RallyClassics da de la mejor manera posible el pistoletazo de salida a los Campeonato de Europa de Rallyes Históricos (Velocidad) y los Campeonatos de España (Velocidad y Regularidad) de esta especialidad. También puntúa para los Campeonatos de Cataluña e incluye la categoría Legend de exhibición.

La inscripción no solo es espléndida en cantidad, también lo es en diversidad y calidad. Más de un 60% de los participantes son internacionales, de 20 nacionalidades diferentes, incluyendo Argentina y los Estados Unidos. El dato hace patente el gran interés y prestigio del Rally Motul Costa Brava entre los especialistas tanto internacionales como nacionales, y discurre por algunos de los tramos de asfalto de más atractivo del país.

Por si no fuera suficiente, en esta edición vuelve a destacar el impulso del programa #MotorDona de RallyClassics, puesto en marcha hace exactamente un año, en la pasada edición de la prueba. Este año la participación femenina supera las 60 mujeres, la mayoría copilotos (más del 20% del total de copilotos), como por ejemplo las veteranas Fabrizia Pons y Françoise Conconi (corrieron junto a Michèle Mouton en los setenta y ochenta), pero también pilotos de Velocidad como Tiffaney Perlino o Fabienne Pommier, y de Regularidad, como Amy Lerner, Judit
Florensa o Helena García.

Miki Biasion, la gran estrella

Aun así, el nombre propio de esta edición es, sin duda, Miki Biasion. El dos veces campeón del mundo de rallyes (1988 y 1989) participa con un Lancia Rally 037 con los colores de Totip en la categoría Legend, y esta tarde ha realizado la salida de honor desde el podio del Pont de Pedret.

La participación del campeón italiano es histórica, porque este año se cumplen 40 años de su primera victoria en el Rally Costa Brava con este vehículo mítico. Biasion repitió participación y triunfo en el Costa Brava de 1985 y a continuación ya dio el salto definitivo al Mundial de Rallys. El Rally Costa Brava fue el primero disputado fuera de Italia por Biasion; verle de nuevo en acción por las carreteras que le consagraron es un hito cargado de emoción y nostalgia.

Seguro que Miki Biasion y su 037 son uno de los grandes alicientes del 71 Rally Motul Costa Brava, pero no el único. Entre los 240 participantes encontramos la mayoría de campeones europeos y españoles de la especialidad, cosa que hace casi imposible hacer pronósticos.

Entre los grandes favoritos a la victoria podemos encontrar a “Lucky” (Luigi Battistolli), con Fabrizia Pons como copiloto en su Lancia Delta HF Integrale 16v. Juntos, “Lucky” – Pons han ganado dos ediciones del Rally Costa Brava de la última época. Tampoco faltará a la cita el vigente campeón de Europa de categoría 4, Ville Silvasti, que corre con el experimentado copiloto Risto Pietilainen con otro Lancia Rally 037. Hay tres equipos ganadores más: Marco Bianchini – Giulia Paganoni (Subaru Impreza WRC 99), Valter Chr. Jensen – Erik Pedersen (Ford Escort RS1800) y Jean-François Berenguer – Aline Berenguer, también con un RS1800.

Además de Miki Biasion, también participa en el 71 Rally Motul Costa Brava otro antiguo ganador de la prueba, Tony Fassina, vencedor en 1982. El italiano pilota un Lancia Stratos, un modelo mítico que hará las delicias del público tanto en los tramos como en el parque cerrado y en el parque de asistencia de Fornells de la Selva.

El rally gerundense es un auténtico museo en movimiento, con la participación de máquinas únicas de Gr. 4, Gr. B, Gr. A, Kit Car, WRC, etc. en las tres categorías de Velocidad, Regularidad y Legend. Además de los Stratos y varios 037 (incluyendo una versión ex Attilio Bettega), destacan un par de Fiat 124 Abarth Rally, como el que venció la primera edición del Rally Costa Brava puntuable para el Campeonato de Europa, en el lejano 1972, y la participación del preparador Jacques Alméras con uno de sus Porsche, con el experimentado copiloto “Tilber”.

Otro punto de atención es la participación del Team Motul, que compite con cuatro vehículos en Regularidad.

La marca especialista en lubricantes patrocina la prueba por segundo año consecutivo y, además, en esta edición apuesta por la participación en el rally con un equipo de lo más mediático. Uno de los coches del Team Motul lo pilota el ciclista Joaquim “Purito” Rodríguez, vencedor de 14 etapas en las Grandes Vueltas ciclistas, acompañado por Oliver Avilés; dos vehículos están en manos de periodistas (Mireia Germán y Marc Fuster, y Joan Dalmau y Xavi Guillén), y el cuarto está pilotado por la experimentada dupla dakariana formada por Josep Maria Servià y
Fina Román.

Actividades paralelas

El espectáculo del 71 Rally Motul Costa Brava no se limita al paso de los coches por los legendarios tramos de la prueba; Girona y Fornells de la Selva son dos epicentros clave más. El Parking del Pont de Pedret también es el escenario de la salida de la primera etapa, el viernes por la mañana, y de la llegada de los participantes el sábado al atardecer, con la entrega posterior de trofeos de la prueba en el mismo lugar.

Por su parte, Fornells de la Selva es el escenario de un parque de asistencia que promete ser multitudinario. Además de poder observar de cerca el trabajo de los equipos en el mantenimiento de los vehículos, alrededor de la gran carpa del “village” habrá un montón de alicientes: oferta de restauración todo el día, “food trucks”, música en directo, un rally virtual con simuladores y una exposición de vehículos del Dakar.

También podría interesarte
Deja una respuesta