Cuando la ‘suerte’ y ‘fortuna’ están del lado del comisario

La pasada Subida de Arucas vio como los grancanarios Santiago Canino y José Luis Rodríguez perdían el control de su Volkswagen Golf GTI en la última curva antes de meta.

El coche entró de culo en esa zona, sin control alguno, y se fue directamente hacia un muro donde se encontraba uno de los comisarios de la prueba, que gracias a que pudo correr y salir de allí, ya que de no haber sido así estaríamos contando otra noticia.

Por suerte todo quedó en un gran susto, sin consecuencias, pero todos quedamos advertidos.

También podría interesarte
Deja una respuesta