Michelin triunfa en las 24 Horas de Le Mans

  • Victoria número 32 para Michelin en la legendaria prueba de resistencia, la vigésimo sexta consecutiva desde 1998
  • Los neumáticos MICHELIN Pilot Sport contenían una mayor proporción de materiales sostenibles: hasta un 30% en el caso de los slick y un 45% en los de lluvia
  • La nueva gama de neumáticos proporcionó a los equipos una combinación de rendimiento y consistencia que les permitió llevar a cabo estrategias de triple stint

Cien años después de ganar las 24 Horas de Le Mans inaugurales en 1923, Michelin se impuso este fin de semana en la “Carrera del Siglo” ante más de 300.000 espectadores para prolongar su racha de imbatibilidad en La Sarthe desde 1998. La gama de neumáticos MICHELIN Pilot Sport para los prototipos Hypercar de las carreras de resistencia, desarrollada íntegramente con tecnología de simulación, ofreció unas prestaciones competitivas y duraderas. Michelin también ganó la categoría LMGTE Am con Corvette.

El centenario de las 24 Horas de Le Mans tuvo un comienzo un tanto caótico debido a la intensa lluvia que cayó de forma intermitente sobre diferentes zonas del circuito durante alrededor de ocho horas. De hecho, el mal tiempo influyó mucho en el desarrollo de la primera parte de la carrera. Pero después la pista se fue secando poco a poco durante la noche, y el domingo lució el sol. Como suele ocurrir en Le Mans, la carrera se dividió en diferentes fases y la estrategia de neumáticos tuvo una influencia significativa en las diferentes batallas que se pudieron ver. El hecho de que el liderato cambiara de manos más de 30 veces y que diferentes equipos se colocaran entre los cuatro primeros puestos de la clasificación, demuestra lo equilibrada que estaba la competición.

La pista estaba fría y húmeda en algunos puntos cuando comenzó la acción a las cuatro de la tarde del sábado, lo que obligó a los equipos a pensar cuidadosamente en su elección de neumáticos. El rendimiento de los Toyota Gazoo Racing con los neumáticos MICHELIN Pilot Sport de compuesto blando que montaron para la salida sorprendió a Ferrari AF Corse. La marca italiana, cuyos prototipos 499P monopolizaron la primera fila de la parrilla, había optado por compuestos medios, y sus coches fueron adelantados al inicio por los Toyota, antes de aumentar su ritmo algunas vueltas más tarde.

Durante las primeras ocho horas, las intensas lluvias que cayeron sobre el circuito francés provocaron que la adherencia sobre el asfalto fuera muy baja. Elegir el momento ideal para cambiar los neumáticos MICHELIN Pilot Sport Wet para lluvia fue crucial, especialmente en aquellas ocasiones en las que salió el coche de seguridad, debido al nuevo procedimiento empleado por los organizadores para reagrupar los coches de las diferentes categorías. Hasta la mitad de la carrera parecía que cualquiera de los equipos podía ser capaz de alzarse con la victoria, incluido Porsche, cuyos coches perdieron posiciones por diversas razones, pero fueron capaces de rivalizar con los Cadillac, Ferrari, Peugeot y Toyota. Los Peugeot Sport se mostraron competitivos con el neumático de lluvia y consiguieron liderar durante un largo periodo de tiempo, hasta que el 9X8 #94 de Duval/Menezes/Muller perdió terreno debido a los daños sufridos en un accidente durante la noche. Sin embargo, cuando la pista se secó, quedó claro que la carrera sería un duelo a dos bandas entre Ferrari y Toyota.

Separados por apenas 15 segundos, el Ferrari 499P número 51 (Pier Guidi/Calado/Giovinazzi) y el Toyota GR010 Hybrid número 8 (Buemi/Hartley/Hirakawa) mantuvieron al público en tensión. Sin embargo, a dos horas de la bandera a cuadros, Ryo Hirakawa dañó su Toyota al chocar contra las protecciones. Las reparaciones no tardaron mucho, pero el incidente jugó a favor del fiable Ferrari, que finalmente logró la victoria.

“Me gustaría felicitar a Ferrari por su enorme logró”, declaró Matthieu Bonardel, Director de Michelin Motorsport. “Con la excepción de Chenard & Walcker en 1923, no recuerdo ningún otro equipo que haya conseguido ganar en Le Mans al primer intento, ¡después de 50 años de ausencia! El duelo entre Ferrari y Toyota ha sido espectacular y nuestra gama de neumáticos Hypercar ha demostrado que es posible combinar altas prestaciones, longevidad y resistencia. Nuestros socios fueron capaces de llevar a cabo estrategia de triple stint y, tras una cuidadosa revisión de sus neumáticos al retirarlos de los coches, incluso les dimos luz verde para realizar un cuarto relevo. Al final, sin embargo, no fue necesario. También me gustaría destacar las prestaciones y la versatilidad del nuevo MICHELIN Pilot Sport WET, que contiene un 45% de materiales sostenibles y ha mostrado su excepcional rendimiento tanto en condiciones de seco como cuando la pista se iba secando. Por último, pero no por ello menos importante, la de esta edición ha sido la 26ª victoria consecutiva de Michelin en Le Mans”.

La estrategia de triple stint en Le Mans (casi 500 km con un solo juego de neumáticos) equivale a pasar menos tiempo en boxes, lo que a lo largo de la carrera puede ahorrar alrededor de siete minutos, equivalentes a unas dos vueltas completas al circuito, por lo que el rendimiento duradero es un factor clave en la búsqueda de la victoria en Le Mans.

En LMGTE Am, donde todos los coches optaron por neumáticos MICHELIN a pesar de que la categoría permitiera una competición abierta entre diferentes fabricantes, la victoria fue para Corvette Racing, que se vio favorecido por sus neumáticos en su lucha por remontar posiciones tras sufrir un problema inicial. Nicky Catsburg, Ben Keating y Nicolas Varrone (Chevrolet Corvette C8.R #33), fueron seguidos en la línea de meta por Ahmad Al Harthy/Michael Dinan/Charlie Eastwood (ORT BY TF Aston Martin Vantage #25) y por Michael Wainwright/Benjamin Barker/Riccardo Pera (GR Racing Porsche 911 RSR-19 #86).

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More