Joan Vinyes no pudo luchar por su objetivo en el Circuito de Zandvoort

-Un duro toque le dejó sin opciones de puntuar, en el tercer meeting de la Porsche Carrera Cup Benelux 2023.

Joan Vinyes no pudo celebrar, como hubiera querido, su onomástica en el circuito de Zandvoort (Países Bajos). El piloto de Baporo Motorsport chocó de manera frontal contra un rival, que apareció de manera imprevista, medio cruzado en la pista. Se llevaban transcurridos 20’ de la primera carrera del meeting.

El abandono en esta carrera y no poder participar en la segunda carrera (domingo día 25), al no haber tiempo material de reparar el Porsche, fueron las consecuencias de un toque espectacular que no tuvo consecuencias físicas para los pilotos.

Después de pasar las habituales revisiones médicas después de un incidente de estas características, Vinyes nos relataba como fue: “Estaba en plena lucha por la tercera posición del podio PRO-AM, cuando al apartarse ligeramente el rival que me precedía, íbamos prácticamente enganchados, apareció, sin tiempo a reaccionar, otro rival que se salió de la pista, su Porsche volvió a entrar en el trazado quedando medio cruzado en la pista en sentido contrario. El impacto frontal por mi parte, a su zona delantera derecha, fue inevitable”.

Vinyes que abandonó la zona del accidente por su propio pie, después de ser autorizado por el médico de la asistencia rápida del circuito, apreció de manera rápida que su participación en Zandvoort, este año, había finalizado. “Era evidente que la mecánica del Porsche estaba muy tocada. En lo que a mí se refiere, por experiencia, tenía claro que después de un toque en el que pasas de 120 a 0 km/h en décimas de segundo, el dolor muscular al día siguiente es notable”.

Un inicio prometedor en el circuito holandés

Hasta el momento del incidente relatado, todo se había desarrollado según el guión previsto a priori, con ligeros cambios producidos por incidentes en la pista. En los entrenamientos libres el mejor crono, 1’40”299, quedó a 1” del mejor tiempo de el año pasado, pero Vinyes tenía claro el motivo: “En esta edición era una única manga de 1 hora, si no hay incidentes no es un inconveniente, pero esta vez, una bandera roja a 15’ del final, hizo que se diera por finalizada la serie y, en nuestro caso, nos quedó pendiente probar, en condiciones, los reglajes con neumáticos nuevos”.

En los entrenamientos cronometrados quedó reflejada la mejoría de Vinyes en Zandvoort. Paró el crono en 1’38”896 a 4 décimas de su predecesor directo Aaron Mason, El líder, Nador Sacha (1’37”330), fue el más rápido. Era evidente según el piloto andorrano: “Con una parrilla muy numerosa (31 pilotos) y diferencias mínimas entre la mayoría, la carrera será muy complicada en un trazado tan selectivo”. Acertó de pleno.

Se impone pasar página, empezar a disfrutar de las merecidas vacaciones y el próximo mes de Agosto (días 11, 12 y 13), volverlo a intentar, en esta ocasión, en otro escenario mítico de los Países Bajos, el Circuito de Assen.

También podría interesarte
Deja una respuesta