Volkswagen desvela el nuevo T-Cross: una actualización del exitoso SUV compacto

– Volkswagen publica las primeras imágenes y datos de la generación mejorada del T-Cross que se lanzará a principio de 2024
– La mejora de la calidad de los materiales y del diseño general del interior del vehículo, así como las características técnicas, reflejan las opiniones de los clientes
– El sistema de asistencia opcional, Travel Assist, permite una conducción semiautomatizada

Volkswagen presenta los primeros datos e imágenes del nuevo T-Cross. El coche llega con un diseño renovado, un equipamiento de serie mejorado, nuevas características tecnológicas y un interior de alta calidad de nuevo diseño. La preventa está prevista para el cuarto trimestre del año. En cuatro años, el T-Cross ha alcanzado el liderazgo entre los SUV compactos, es así como alrededor de 1,2 millones de personas se han decantado por este versátil Volkswagen. Con una media de unos 300.000 ejemplares fabricados al año, el T-Cross, es uno de los modelos de Volkswagen más exitosos del mundo actualmente.

Moderno diseño exterior y nuevos colores

Desde el exterior, el renovado T-Cross es reconocible por el diseño de su frontal y trasera, con faros LED integrados, luces diurnas LED y grupos ópticos traseros LED. Los faros matriciales IQ. LIGHT LED son un desarrollo completamente nuevo de Volkswagen y se ofrecen por primera vez en el T-Cross. A la gama de colores se han añadido tres nuevos y frescos: el Grape Yellow (un amarillo deportivo), el Clear Blue Metallic (un azul claro y elegante) y el King Red Metallic (un rojo vivo y llamativo).

Nueva generación del sistema de infoentretenimiento e interior de alta calidad
El elemento central del interior del nuevo T-Cross es la pantalla independiente de infoentretenimiento. La pantalla táctil de serie mide 20,3 cm (ocho pulgadas) de diagonal, la versión tope de gama tiene una pantalla de 9,2 pulgadas. Además, todas las versiones del cinco plazas de cuatro puertas estarán equipadas con instrumentos digitales de serie.

El salpicadero del T-Cross también se ha rediseñado por completo: al igual que en los modelos más grandes de VW y cuenta con materiales de superficie suave y de calidad significativamente superior. Se aplica también a los revestimientos de las puertas delanteras de la versión R-Line. El sistema de aire acondicionado de serie es manual y, opcionalmente, está disponible el climatizador automático Air Care Climatronic con deslizadores táctiles retroiluminados.

Un interior espacioso con mayor capacidad de carga

El T-Cross siempre ha tenido uno de los interiores más espaciosos y versátiles de todos los SUV compactos. Impresiona por su espacio bien distribuido para cinco personas, una banqueta trasera desplazable 140 mm y un maletero extremadamente flexible. Cuando todos los asientos están ocupados, el T-Cross ofrece una capacidad de maletero de 385 y 455 litros si se carga hasta la altura de la banqueta trasera. Cuando la banqueta se abate se crea una superficie plana con un volumen de almacenamiento de hasta 1.281 litros. Además, el asiento del acompañante puede abatirse de serie, en el equipamiento R-Line. La superficie de carga continua desde la parte trasera a la delantera mide 2.398 mm y permite guardar desde tablas de surf hasta parapentes.

Volkswagen también ha aumentado la carga del gancho de remolque del T-Cross en un margen considerable: de 55 a 75 kg. Estos 20 kg adicionales aumentan la carga máxima que puede actuar verticalmente sobre el enganche de remolque desmontable (opcional). Por lo tanto, el nuevo T-Cross ofrece un mayor margen de maniobra remolcando un remolque pesado. Al mismo tiempo, se incrementa el peso máximo permitido de las bicicletas que pueden transportarse en un portabicicletas montado en el enganche de remolque, algo especialmente importante para el transporte de e-bikes.

Travel Assist ofrece un confort significativamente mejorado

El nuevo T-Cross es uno de los únicos vehículos de su clase en el mundo que puede equiparse con Travel Assist para un mayor control longitudinal y lateral del vehículo. Dependiendo del tráfico que haya por delante y de la velocidad permitida, el T-Cross puede controlar la velocidad del vehículo con aceleración y frenado automático. Dentro de los límites del sistema, Travel Assist también puede incluir límites de velocidad, curvas y rotondas en sus intervenciones de control. Al mismo tiempo, Lane Assist puede ayudar a mantener el vehículo en su carril. El nuevo T-Cross puede realizar automáticamente operaciones de parada y arranque cuando está equipado con el cambio DSG.

Faros LED, pilotos traseros LED y «Digital Cockpit» de serie

La versión básica del T-Cross, significativamente mejorada, incluirá ahora elementos como los nuevos faros LED (en lugar de halógenos), los nuevos grupos ópticos traseros LED, una cámara multifunción, la visualización dinámica de señales de tráfico, el Digital Cockpit y una nueva pantalla de infoentretenimiento independiente para todas las versiones. El siguiente escalón es la versión Connect, que incluye, por ejemplo, nuevas llantas de aleación de 16 pulgadas y un volante multifunción de cuero. La versión superior será la R-Line (con detalles deportivos). Los nuevos modelos T-Cross están propulsados por los conocidos y eficientes motores TSI de Volkswagen.

Disponibilidad del nuevo T-Cross

La preventa y la activación del configurador online del SUV compacto comenzarán en el cuarto trimestre de 2023. El lanzamiento al mercado para los concesionarios comenzará en el primer trimestre de 2024. A pesar de las amplias mejoras, el nuevo T-Cross seguirá ofreciéndose a un precio base muy atractivo.

La producción del superventas en su versión actual ya está agotada en muchos mercados europeos para 2023 y estará disponible en Alemania durante un breve periodo de tiempo. Los nuevos vehículos que los clientes de Volkswagen configuren y encarguen después de las ventas finales basados en el modelo actual ya formarán parte de la nueva generación del T-Cross cuando se entreguen en el primer trimestre de 2024.

También podría interesarte
Deja una respuesta