El monólogo de Max Verstappen no tiene fin: nueva victoria en el Gran Premio de Bélgica

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull Racing) ganó este domingo la carrera larga del Gran Premio de Bélgica, duodécima prueba puntuable del Mundial de Fórmula 1, y se recuperó de la sanción que tenía desde la salida para rebasar a su compañero Sergio ‘Checo’ Pérez, mientras que el español Carlos Sainz (Ferrari) abandonó en las primeras vueltas y su compatriota Fernando Alonso (Aston Martin) acabó quinto.

Tras llevarse el Sprint sabatino, manejando mejor que nadie el asfalto mojado por el chaparrón, Verstappen firmó 24 horas después y sobre seco el doblete en el circuito de Spa-Francorchamps. Así, el líder del Mundial amplió a 125 puntos su ventaja en la clasificación general respecto a su inmediato perseguidor, el propio Pérez.

Para llegar a esa tesitura, el neerlandés tuvo que remontar desde la sexta posición de la parrilla. Arrastraba desde el pasado viernes una sanción por haber cambiad su caja de cambios, así que la salida se antojaba clave en sus aspiraciones y también en los propósitos de los demás conductores para ‘rascar’ algo en Spa.

Debido a ese ímpetu, Pérez adelantó al Ferrari del monegasco Charles Leclerc durante la primera vuelta, en la zona de DRS. A la vez, por detrás y a los mandos del otro ‘Cavallino Rampante’, Sainz chocó con Oscar Piastri (McLaren) en su intento de mejorar posiciones, viéndose achuchado por el británico Lewis Hamilton (Mercedes) desde la izquierda.

Merced a esta maniobra, el australiano tuvo que abandonar ‘ipso facto’ por un fallo mecánico y el propio Sainz hizo lo mismo unas pocas vueltas más tarde. Todo ello benefició la remontada del otro español en liza, un Alonso con buenas prestaciones. Olvidado ya su enfado en la víspera por el mal Sprint, el asturiano quería celebrar su cumpleaños.

Eso sí, aún deberá esperar la ’33’ de quien este fin de semana cumplía 42 años. No en vano, los dos bólidos de Red Bull se mostraron intratables, con Pérez rebasando a Leclerc para auparse a la segunda plaza. El monegasco al menos salvó los ‘muebles’ de Ferrari, aguantando cualquier arreón a su rebufo de Hamilton, quien finalizó cuarto.

Alonso hizo algo similar para conservar su quinto lugar frente al empuje de George Russell (Mercedes). La estrategia de los equipos que habían apostado de inicio por el neumático intermedio, en vez de por el blando, se vio lastrada; así que no ceder terreno y conseguir puntos fue el principal objetivo de dichas escuderías, incluida la del ovetense.

El último foco de atención del día estuvo en saber quién se hacía con el punto de la vuelta rápida. Y ese premio se lo adjudicó Hamilton, que paró en ‘boxes’ justo antes de la vuelta 44 (de las 44 que tenía el Gran Premio) para hacer 1:47.305 y evitar que Verstappen lo sumase todo a su enorme casillero.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More