Segade – Fidalgo se estrenan en la Copa Pirelli AMF después de un recital en el Rallye de Ribeira

Última parada de la Copa Pirelli AMF esta temporada, y lo hacía en la Ría de Arousa con una de las contiendas más emocionantes de todo el año, a pesar de estar el título ya decidido. Y es que, desde un principio, dos figuras se erigieron sobre el resto, como son Jacobo Segade y Francisco Pazos. Ambos mantuvieron un espectacular mano a mano con diferencias mínimas durante la primera etapa hasta la llegada de la noche.

En la quinta especial, donde se preveía una densa niebla que finalmente no apareció, Segade cedía más de 10 segundos frente a Pazos, que pasaba a comandar en solitario la general. El motivo de esa pérdida de tiempo fue haber montado film amarillo en los faros para mejorar la visibilidad con niebla, que condiciones claras se volvió en su contra. No obstante, en la sexta y última especial de la primera etapa llegaba una de las grandes claves en este duelo, puesto que la parrilla de Pazos dejaba de funcionar en el enlace y realizaba todo el tramo con muy poca visión, cediendo más de medio minuto respecto a su rival, terminando la jornada ambos en la séptima y octava plazas de la general absoluta.

Por detrás, Javi Lariño se asentaba en tercera posición, al tiempo que se acercaba un combativo Marco Lorenzo, enrabietado tras un mal comienzo en la primera sección donde cedía bastante tiempo. Luchando por el top 5, Sergio Otero y Pablo Sánchez terminaban el día separados por tan sólo dos décimas de segundo.

El domingo, Jacobo Segade se dedicó a administrar la ventaja manteniendo su alto ritmo para terminarse imponiendo por algo más de medio minuto frente a Pazos. Así, el piloto de Pontevedra lograba su primer triunfo, en su primera participación junto a Andrea Fidalgo, que debutaba como copiloto dentro de este certamen.

La batalla por la tercera posición quedó determinada por la avería de Javi Lariño en la penúltima especial del evento, heredando Marco Lorenzo el último escalón del podio final, que le vale para hacerse con el subcampeonato del certamen tras terminar por delante de su rival Pablo Sánchez, que debía conformarse con la cuarta plaza después de pelear con Sergio Otero durante gran parte del fin de semana. Este último terminaría sexto luego de verse superado en la última especial por Miguel Suárez.

También podría interesarte
Deja una respuesta