Quique Bordás, campeón del TCR Spain: “He disfrutado cada vuelta con el Cupra León Competición”

El español Quique Bordás se ha proclamado esta temporada campeón del TCR Spain, al volante de un CUPRA León Competición, junto al equipo Monlau. El piloto natural de Granollers – a solo unos minutos del Circuit de Barcelona-Catalunya -, no ha podido tener un debut mejor en las carreras de turismos en el certamen español.

Además de alzarse con el título de pilotos, Bordás ha sido uno de los competidores más regulares de la temporada, logrando dos victorias y consiguiendo subir al podio en tres de los cuatro eventos celebrados. Uno de los mejores momentos de la temporada para Quique fue poder celebrar el título en Barcelona, ante su familia y amigos, cuando todavía faltaba una carrera por disputarse.

¿Cómo resumirías tu temporada en el TCR Spain?

Ha sido una temporada un poco inesperada, porque sinceramente, a principios de año no tenía planes confirmados para 2023. Sin embargo, apareció la oportunidad de participar en el TCR Spain junto a Monlau, un equipo que ya conocía de mi época en el karting, y con un CUPRA. Ha sido un año ilusionante, en el que hemos logrado el título, dos victorias y hemos pisado el podio en tres de las cuatro citas celebradas.

Partía con muchas incógnitas, porque los coches de tracción delantera eran totalmente nuevos para mí. He tenido que comprender el desgaste de las ruedas a lo largo de carreras de 25-30 minutos, saber cómo calentar los neumáticos de manera correcta… Estoy muy satisfecho, porque desde la primera carrera de Navarra lo he tenido bajo control y los tiempos han salido.


¿Cuál ha sido el mejor momento de la temporada para ti?

Me quedaría con la última prueba, la de Barcelona, porque esta era la carrera de casa y pudo venir mucha gente a verme competir. Aunque esta fuese la única cita donde no subimos al podio, puesto que competíamos con lastre tras los últimos buenos resultados y tampoco debíamos correr riesgos innecesarios, celebramos la consecución del título en la primera carrera del fin de semana. Además de familiares, amigos y gente de Monlau, también acudió personal de CUPRA y fue un momento muy especial.
Has competido con el CUPRA León Competición, un coche con el que nunca habías corrido hasta ahora, ¿cómo ha sido tu adaptación?

Es un coche que me ha gustado mucho. No sabía cómo me adaptaría a un modelo de tracción delantera ni cómo se comportaría en los distintos circuitos, pero la adaptación fue muy rápida. Es un coche fácil de conducir, con el que he podido disfrutar de cada vuelta, de cada frenada. Sentirse así de cómodo es clave para que los tiempos salgan. Sin estas sensaciones habría sido muy difícil superar a la parrilla con tanto nivel a la que nos hemos enfrentado, entre los que han estado pilotos del TCR South America o del TCR Europe.

¿De dónde viene tu afición al mundo del motor?

Desde muy pequeño he ido a las carreras de Fórmula 1 en Montmeló, así que la afición siempre ha estado ahí. Con tres años, mis padres me compraron un kart y empecé a hacer mis primeros entrenamientos en el parking de un supermercado. Después, comencé a competir a nivel nacional y en algunas pruebas internacionales. Posteriormente, di el salto a los monoplazas en la Fórmula 4, donde fui octavo en 2020 y cuarto en 2021; y en 2022 hice algunas pruebas con prototipos y GT.

¿Quién es o ha sido tu ídolo en las carreras?

Sinceramente, nunca he tenido un solo piloto al que me quiera parecer o que haya sido mi ídolo como tal, porque al final hay que analizarlo todo desde fuera, aprendiendo de cada uno. Pero como referente natural, podría decir que es Mikel Azcona, sobre todo porque ha tenido éxito, porque estoy trabajando con un ingeniero, Aitor Lago, que ya trabajó con él cuando competía con CUPRA, y porque sus vídeos son los que más estudio.

Después de tu primer gran éxito en las carreras de turismos en el TCR Spain, ¿dónde te gustaría competir en el futuro?

Todavía no tenemos definido lo que haremos el próximo año, pero sí que tenemos alguna idea. Me gustaría continuar este proyecto con CUPRA y Monlau, y también poder mirar un poco más arriba, quizás haciendo alguna carrera del campeonato europeo junto con el TCR Spain… Pero, como digo, no hay nada cerrado. Si miramos todavía a un futuro más lejano, mi sueño es correr las 24 Horas de Le Mans.

También podría interesarte
Deja una respuesta