Esteban Vallin cumple su trigésima temporada compitiendo: «Esto es un jodido sueño hecho realidad»

El piloto asturiano Esteban Vallin ha finalizado en este 2023 su trigésima temporada compitiendo, en la que la pérdida de pilotos ha sido lo más que le ha marcado.

 

Se acabó la trigésima temporada de carreras consecutiva.

 

Esto es un jodido sueño hecho realidad. Haber conseguido hacer 30 temporadas consecutivas corriendo, siempre haciendo programas concretos, no pruebas sueltas, habiendo hecho incluso un Montecarlo… y además casi siempre luchando por posiciones de cabeza… No sé, creo que echando la vista atrás no me puedo quejar.

 

Claro que quisiera haber podido subirme a un R5, Rally 2 o un coche mejor, pero tengo que ser consciente de hasta dónde puedo llegar económicamente, y si las opciones son correr con coches básicos o quedarme en casa, siempre escogeré lo primero.

 

No fue un año fácil. Deportivamente no lo fue por los problemas que tuvimos hasta pasar Tineo con la adaptación de las mejoras de los coches aquí. Afortunadamente, gracias a la gente de Mavisa, especialmente a su ingeniero Ismael, gracias a la Fapa por poner a nuestra disposición las instalaciones de Kaba Technology para comprobar todos los coches, y gracias al trabajo de Juanjo y mío, conseguimos que para la Espina el problema estuviera solucionado. Y no fue fácil tampoco porque la baza del rally de casa, el Picos de Europa, se nos torció por un borne suelto. Pero eso nos hizo tener que rendir a un nivel mayor en los 3 rallys finales de la temporada.

 

Con condiciones difíciles, pero conseguimos ganar las 3 últimas carreras. Mucha gente dirá que tengo mucha experiencia, etc, etc, pero yo, que voy dentro del coche, y dentro de mí también, ya me doy cuenta que los 48 años no lo hacen más fácil, si no más difícil cada vez. Por eso estoy especialmente contento de nuestro rendimiento en estas tres últimas carreras… Al final, cada rally es un reto para mí, por seguir en la pomada, por estar en la pelea, y me cuesta mucho esfuerzo físico y mental, pero me merece la pena. Y más en un campeonato como el Volan, donde tengo más amigos que rivales. O mejor dicho, tengo rivales que son más amigos que otra cosa…

 

Al margen del Volan, tuve la gran suerte de que la gente de R-Technology y Rallycar contaran conmigo para probar en carrera el nuevo Suzuki Swift Rally5 en el rally de Llanes. Tenía muchas ganas de volver a subirme a un coche más de carreras, y disfrutamos como enanos con un coche que, estoy seguro, va a dar muchas alegrías a los de Bergondo.

 

Nuevamente tuve la suerte de contar a mi lado con dos personas importantísimas: por un lado una copi de nivel top, cosa que ha sido una tónica en mi carrera, siempre tuve mucha suerte con la gente que me acompañó en el coche. Y en esta fase Irene está haciéndolo perfecto. No solo a las notas, y controlando todo, sino también sabiendo cómo motivarme, no dejando que me despiste y consiguiendo que esté siempre con espíritu attack dentro del coche… Una parte del título es culpa de ella! Y por otro con Martin en la asistencia, que, armado de una paciencia sobrehumana, lleva ya muchos años caleyando conmigo.

 

Pero a nivel personal, aún ha sido un año más difícil que en lo deportivo. Este año hemos pagado un precio muy alto todos los que formamos parte de esto. Hemos pagado con Breen, con Julito y Javi, con David, con Artai, con Bárbara… y ya veníamos de pagar hace bien poco con Jaime y Diego en mi Fito Norte, o con Laura en aquel fatídico árbol de Portugal en 2020. Nueve pagos a cuenta en tres años, es una cifra difícil de asumir para alguien que, como yo, lleva en esto más tiempo que las señales de tráfico y jamás había vivido una racha así. Y más difícil aun cuando entre ellos hay uno al que consideraba amigo, es más, al que todos los que lo conocían consideraban amigo. Con Javi se fueron un montón de momentos que vivimos juntos, muchos años y experiencias desde que empezamos a coincidir ya en 1994-5…. todo eso lo hizo aún más duro.

 

¿Y cómo te enfrentas a ello? Pues de la única manera que yo considero posible, teniendo en cuenta además que todos ellos amaban este deporte como el que más: creo que no hay mejor homenaje para todos que hacer un reset al poner el casco, apretar los ojos y salir a por el scratch de un tc-plus a full con lluvia como hicimos en el Montaña Central o en el Ciudad de Langreo. Porque esto es lo que hacemos, y es lo que sentimos.

 

Toda esta temporada va dedicada a ellos. Y por ellos, tantos en tan poco tiempo, seguiremos el año que viene atacando con las mismas ganas.

 

Pero también hay que reconocer el rol de las familias… yo llevaba 27 años demostrando con cifras que este deporte no era más peligroso que cualquier otro… pero se me está cayendo el relato… y eso, para la gente que queda en casa no es fácil. Es hora de dar las gracias a nuestras familias, las de todos los que salimos a correr un rally, que mejor o peor, están ahí aguantando en un momento en el que no podemos insistir en lo indefendible.

 

2024 viene de camino, y creo que ha llegado la hora de irnos del Volan Fapa, son cuatro años ya con el 208, y el cuerpo me pide cambiar (además ya veis que el estante de trofeos del Volan está a tope). El nacional está descartado, mientras sean los pilotos los que paguen las copas monomarca y no a la inversa, porque, acepte o no la situación, el dinero no me alcanza.

 

Ahora mismo estamos centrados en intentar conseguir un coche para el regional, no será para estar entre los 5 primeros, porque no nos lo podemos permitir, pero intentaremos que sea lo mejor a lo que podamos aspirar.

 

Os tendré al tanto de todo…

 

Felíz año nuevo! Y que el 2024 nos traiga algo con crabots!

S

S

@MinymasTiendas
@JumaxLavanderia
@rvautomocion
@jmagovicafe
@TalleresPitaGijon

 

También podría interesarte
Deja una respuesta