Laia Sanz buscará la revancha en su tercer Dakar en coches

-Después de 13 participaciones finalizadas, la piloto de KH-7 se muestra confiada en sus posibilidades al volante de un buggy 4×2 superior al que llevó en la pasada edición .

Junto a Maurizio Gerini como copiloto, luchará por un lugar en el podio la categoría 4×2 y lograr un buen resultado en la clasificación general.

“Vamos con un coche mejor, y Maurizio y yo tenemos muchas ganas de sacarnos la espina del año pasado”.

Laia Sanz vuelve al ataque en el Rally Dakar con aires de revancha. La piloto de KH-7 cuenta los días y las horas para tomar la salida de la 46ª edición, la quinta que se celebra en Arabia Saudí, que arrancará el próximo 5 de enero en AlUla y finalizará en Yanbu el día 19.

El Rally Dakar 2023 concluyó con un sabor agridulce para Laia Sanz. La de Corbera de Llobregat (Barcelona) fue capaz de incrementar su estadística de participaciones terminadas (13) en la prueba más exigente del motor, pero los contratiempos le impidieron luchar por un buen resultado, y se tuvo que conformar con un 65º puesto absoluto y el 14º del apartado destinado a los dos ruedas motrices. Ahora, doce meses más tarde, vuelve al mismo escenario con una idea marcada a fuego entre ceja y ceja: ser competitiva, demostrar su gran talento al volante y alcanzar la meta por 14ª vez consecutiva.

Para ello, Sanz volverá a batirse el cobre en la categoría de 4×2 (T1.2) junto a su copiloto Maurizio Gerini, pero lo hará con el astara 02 Concept, un vehículo más evolucionado y competitivo que el que llevó en la pasada edición. Se trata de un prototipo de dos ruedas motrices con sólo 1.580 kilos –el peso más ligero de la categoría–, propulsado por un motor V6 biturbo de 2.900 cm3 e inyección directa en lugar del V8 atmosférico de 7 litros del 01 Concept.

“Vamos con un coche mejor, y Maurizio y yo tenemos muchas ganas de sacarnos la espina del año pasado. La experiencia adquirida y conocer bien el vehículo en cuanto a mecánica hace que estemos más fuertes. El astara 02 Concept lleva un motor más eficiente, más pequeño, situado más abajo para rebajar el centro de gravedad y pesa menos, lo que hace que el comportamiento sea mejor”, explica Sanz. “En cuanto a tracción, también es superior al modelo anterior, y en los baches es más seguro. Además, hay un poco más de visibilidad en el capó delantero, que para mí era uno de los puntos más a mejorar. Va muy bien en etapas rápidas, de piedras y baches, pero obviamente, al ser un 4×2, el punto débil son las dunas. Allí estás en mucha desventaja respecto a los T1+ 4×4”, añade.

Para la catalana, la clave estará en hacer una carrera inteligente y sin errores: “Nos tenemos que marcar la meta de luchar por hacerlo bien en nuestra categoría, pero estoy convencida de que, si allí nos va bien, también lo haremos en la general”. ¿Pero qué pesa más en la mente de la que fuera mejor piloto de motos de la historia del Dakar, terminar una vez más o tener opción a un buen resultado? He aquí la respuesta: “Quizá preferiría, por ejemplo, acabar la prueba en la jornada diez, pero hacer diez días súper buenos, conduciendo bien y estando delante. El objetivo es acabar, pero a mí no me vale con esto; soy competitiva y lo que quiero es lograr una buena posición. No le quito valor al hecho de haber acabado tantos Dakar, pero lo que quiero es hacerlo bien”.

La 20 veces campeona del mundo (14 de trial y 6 de enduro) llega a la cita del desierto en un buen estado de forma y habiendo protagonizado una gran temporada en el campeonato de 4×4 eléctricos Extreme E. Finalmente fue subcampeona en el últimos suspiro tras liderar la competición casi todo el año con dos victorias y cuatro segundos puestos compartiendo volante con Mattias Ekström. En el camino ha dejado constancia de su gran progresión y solidez como piloto de coches, algo que a buen seguro le servirá para afrontar el Dakar segura de sí misma.

“Me quedo con lo positivo, que es el crecimiento como piloto, la mejora, la consistencia… He estado siempre bien, he mejorado mucho el cuerpo a cuerpo y sobre todo la confianza. Ahora salgo sabiendo que puedo hacerlo, puedo ganar mis mangas y ayudar al equipo. Yo creo que mi ritmo también se tiene que notar en el Dakar”, explica la piloto de KH-7.

Sólo quedan 9 días para ver sobre el terreno a Laia Sanz en acción con el astara 02 Concept, con el que se enfrentará a 12 etapas en 15 días y 7.891 kilómetros de recorrido, 4.727 de ellos cronometrados.

También podría interesarte
Deja una respuesta