El KH-7 ECOVERGY completa con éxito la primera etapa

Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Ribas han utilizado durante toda la jornada la alimentación dual del motor de su MAN 6×6 con Hidrógeno y HVO (diésel renovable a partir de aceite vegetal hidrotratado).

El equipo suma sus primeros 10 puntos en la nueva categoría Mission 1000.

Jordi Juvanteny: “Ha sido una especial muy rápida con bastante pista y mucha navegación. No hemos cometido ningún error y esto nos hace encarar la segunda etapa con muchas ganas”.

El KH-7 ECOVERGY de Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Ribas ha protagonizado una brillante primera etapa del Dakar 2024, trazada entre Al-Ula y Al Henakiyah, que ha dejado muy buenas sensaciones de cara a las exigentes jornadas que están por venir. Propulsado por Hidrógeno y HVO (diésel renovable a partir de aceite vegetal hidrotratado), el MAN 6×6 se ha comportado de un modo excelente a lo largo de los 70 kilómetros cronometrados de la categoría Mission 1000 y el equipo ha sabido sortear muy bien las piedras y el terreno arenoso, principales características de esta primera prueba de fuego del rally.

La tripulación española ha concluido los 419 kilómetros totales del día utilizando a pleno rendimiento el motor de su camión y su buen ritmo les ha permitido adelantar en pista a unos cuantos vehículos. “La arena ha sido la principal protagonista. No había dunas y ha sido una especial muy rápida con bastante pista y mucha navegación. No hemos cometido ningún error y esto nos hace encarar la segunda etapa con muchas ganas”, ha explicado el piloto, Jordi Juvanteny.

Por su parte, Xavi Ribas, que debuta en la carrera a bordo del MAN, ha destacado el pilotaje de Juvanteny: “Dentro de cabina hay un trabajo de equipo espectacular. Es impresionante ver conducir a Jordi, cómo gestiona el camión, el derrape, las inercias… y José Luis es un experto en navegación. Hemos alcanzado más de 120 km/h y es asombroso vivirlo en cabina a esa altura. La experiencia está siendo fantástica”.

En esta edición compiten en el marco de la categoría Mission 1000, novedad de este año, que forma parte del programa ‘Dakar Future’ y tiene como objetivo promover las energías alternativas, así como demostrar que los vehículos que las utilizan están listos para enfrentarse a las exigencias técnicas de una prueba de estas características. Se trata de un desafío basado en un sistema de puntos, que otorga un máximo de 10 puntos a cada competidor en cada etapa, siempre que se complete el recorrido. Si los participantes se la saltan una especial en su totalidad o parcialmente, obtienen menos puntos.

Asimismo, el modo de conducción también sirve para obtener bonificaciones. Cada día, la organización establece un tiempo de referencia, con una tolerancia de un 5%. En caso de estar dentro de ese 5%, o de calcar el crono, el equipo recibe 5 puntos extra (Modo Normal). Por otro lado, si el vehículo cruza la meta rebajando el tiempo en un 10% o menos, recibe 10 puntos (Modo Sport), y si lo supera en más de un 10% no logra bonificación alguna (Modo Eco). Por último, los pilotos tienen la oportunidad de explicar los retos de la tecnología que promueven en las redes sociales del Dakar y los fans pueden votar el proyecto que más les guste, lo que supone otro extra de 5 puntos.

De esta forma, el KH-7 ECOVERGY ha sumado los primeros 10 puntos al completar el recorrido en Modo Eco e irá en busca de más en la segunda etapa, que tendrá un recorrido total de 585 kilómetros entre Al Henakiyah y Al Duwadimi, con 105 cronometrados para los Mission 1000.

También podría interesarte
Deja una respuesta