Joan Font deja atrás los problemas con el turbo y se reengancha al Dakar

-El piloto de la Scuderia Ramilo Rodamoto, que en la jornada anterior no pudo completar el recorrido por una avería, ha podido reparar su vehículo y tomar la salida en la maratón.

-El día no ha estado exento de problemas: en los primeros kilómetros, el Can-Am Maverick X3 ha sufrido un fallo eléctrico, y su copiloto Borja Rodríguez ha terminado el día con fiebre.

-«El inicio de este Dakar ha sido muy duro para todos, pero a nosotros no nos ha dado tregua prácticamente en ningún momento. Pero estamos aquí, felices de poder continuar en carrera».

Joan Font continua en el Dakar. Tras recibir una penalización de 23 horas y 30 minutos debido a que no pudo completar la etapa del día anterior, este lunes el piloto de Vic ha podido tomar la salida a la hora prevista y continuar rumbo a Al Salamiya, punto de llegada de la primera parte de la maratón. Por la mañana, después de 24 horas de muchas dudas acerca de su continuidad en la carrera, el piloto de Vic y su copiloto Borja Rodríguez respiraban aliviados al conocer que su Can-Am Maverick X3 estaba listo para salir y que la avería del turbo, que les mantuvo en vilo el día antes, estaba completamente solventada.

Lo que no esperaban ninguno de los dos era que, a las primeras de cambio, de nuevo en los primeros kilómetros de la etapa maratón, sufrieran otra avería mecánica, que les ha obligado de nuevo a detenerse. En esta ocasión el problema ha sido un fallo eléctrico que, afortunadamente, han podido arreglar con ayuda del camión de asistencia del equipo TH-Trucks que pilota el italiano Cesare Rickler. Después de todo, al paso por el primer waypoint, el piloto catalán de la Scuderia Ramilo Rodamoto perdía 25 minutos con respecto al primer SSV y caía a la 32ª posición de la etapa.

A partir de este punto, Font y Rodríguez han sido capaces de encontrar su ritmo y completar el resto de la especial sin más percances. Así, han podido recuperar hasta 7 puestos para acabar en la 25ª posición de etapa –después han recibido una penalización de 1 hora y han acabado en la 27ª– que, dadas las circunstancias, ha sido hasta incluso un buen resultado. A todo esto, al llegar al parque de asistencia Borja Rodríguez ha tenido que ser atendido por los servicios médicos debido a que estaba a 39 grados de fiebre, lo que da más valor si cabe a la actuación de ambos.

«El inicio de este Dakar ha sido muy duro para todos, pero a nosotros no nos ha dado tregua prácticamente en ningún momento. Pero estamos aquí, felices de poder continuar en carrera», aseguraba Font al finalizar la etapa. «Ahora tenemos que ver si Borja se puede recuperar, porque se encontraba bastante mal. Esperemos que no vaya a más».

Al término de la especial, Joan Font se ha dirigido a la zona de asistencias, donde hoy todos los vehículos tenían tan solo dos horas para poner a punto el vehículo para el día siguiente. Después se ha dirigido al vivac de Al Salamiya, donde mañana tendrá lugar la salida de la segunda parte de la etapa maratón que concluirá en Al-Hofuf después de un total de 698 kilómetros, 299 de ellos cronometrados.

También podría interesarte
Deja una respuesta