El Dakar se vuelca con ALL1 y le ofrece todo su apoyo incondicional 

El Dakar se vuelca con ALL1 y le ofrece todo su apoyo incondicional

  • El equipo hace frente a una de las competiciones más duras de la historia del Dakar y termina la etapa cuatro sin sobresaltos

  • Los cinco amigos se muestran satisfechos con sus avances y ponen el foco en su objetivo inicial: terminar el Dakar.
  • ALL1 ha recorrido más de 500 km entre dunas, tramos rocosos, pistas rápidas pedregosas y zonas de cañones

ALL1, la mayor estructura de equipo amateur nunca antes vista en la historia del Dakar, sigue luchando por su reto personal con mucha fuerza e ilusión y recibe el apoyo incondicional del Dakar. Tras recorrer las tres primeras etapas que marcan el recorrido del campeonato, los cinco miembros de ALL1 definen el Dakar como una dura competición de altísima intensidad, a la vez que se muestran animados por seguir avanzando hasta su objetivo principal: terminar el Dakar.

Las etapas, que se caracterizan por los caminos de grandes piedras, dunas de considerables dimensiones, y el trasiego de los diferentes vehículos que participan en la competición, invitan a los miembros de ALL1 a no perder el foco ni un momento y a seguir con toda la atención puesta en el trayecto. Por ello, a pesar de las dificultades propias de cada fase, los cinco amigos catalanes consideran que esta oportunidad es única, y se muestran felices al poder formar parte de esta experiencia, a la vez que lamentan el reciente abandono de Fernando Conde tras una caída en la primera etapa de la competición.

«Tengo sentimientos encontrados. Mientras que por un lado tengo una felicidad tremenda al pensar que hemos terminado la etapa 3, también siento admiración por todos aquellos que han pasado por aquí y han terminado el Dakar, porque es una experiencia muy bonita, pero muy dura» afirma Carlos Llibre.

Después de un especial de 440 km, el equipo de ALL1 pudo descansar y preparar sus motos en una etapa maratón de dos horas. Posteriormente, el equipo se puso en marcha de nuevo para recorrer el enlace de más de 170 km de noche que les llevaría al vivac común, donde durmieron con el resto de corredores antes de empezar la cuarta etapa.

La cuarta etapa, de 300 km, ha llevado a ALL1 a Al-Hofuf desde Al-Salamiya. En este sentido, Josep Pedro Subirats repite como el piloto de ALL1 en conseguir la mejor marca, llegando a la meta en la 44º posición con un tiempo de 4h:42 minutos. Por su parte, Josep Martí ha llegado al fin de la etapa ocupando el puesto número 59 con un tiempo de 6h:12 minutos, seguido por Javier Amat, que ha llegado a la línea de meta con un tiempo de 8h:18 minutos, consiguiendo el puesto Nº 82 y, dieciséis puestos más abajo, en el Nº 99, Carlos Llibre, con 9h:49 minutos. Por último, Xavi Pes ha obtenido el puesto 105 con 10h:52 minutos.
«Los primeros tres días han sido una criba total, muy duros. Nosotros somos primerizos y realmente no tenemos nada en lo que basarnos con ediciones anteriores. Ayer llegamos al vivac tras una etapa muy dura y hoy, a las 4 de la mañana, nos hemos vuelto a poner en marcha para recorrer un enlace de más de 200 km. Ayer fue  una fase muy física, una etapa propia del Dakar, con dunas enormes, zonas de cañones muy difíciles y, en la parte inicial, pistas estilo Marruecos con navegación complicada. Hoy ha sido más suave. Una etapa de navegación complicada pero con muchas rectas que no han dificultado tanto el trayecto como ayer» explica Pepe Martín sobre la tercera y la cuarta etapa.

Así, el equipo de ALL1 está cada vez más cerca de cumplir el deseo número 5 de la lista «101 cosas que hacer en la vida» de Álex Llibre, a la vez que comparte su filosofía y forma de ver la vida a lo largo de las diferentes etapas del campeonato. Este hecho ha llamado la atención del resto de competidores y acompañantes, que se acercan a conocer de primera mano la historia que ha llevado a estos seis amigos de Barcelona a subirse en sus motos para completar el Dakar.

También podría interesarte
Deja una respuesta