Eduard Pons sigue décimo después de una etapa muy dura mentalmente

El piloto de Lleida y su copiloto Jaume Betriu disfrutan de su primera etapa de puro desierto en el Dakar, con buen ritmo y buena compenetración.

Un problema técnico entorpece la marcha del equipo Pons Rallysport, pero aun así acaba la quinta especial en la 11ª posición y sube al 9º puesto en la general de SSV.

“Estamos altos de moral y con muchas ganas. La etapa la hemos hecho muy bien, aunque cada día tenemos algún problema, pero esta es la tónica del Dakar”.

Eduard Pons y Jaume Betriu han superado este miércoles la primera etapa de puro desierto en el Dakar con buenas sensaciones. La quinta especial, de 118 kilómetros, ponía rumbo hacia Shubaytah y discurría íntegramente por el Empty Quarter (lugar vacío), donde los del equipo Pons Rallysport han acabado 11º en la categoría SSV después de 2 horas de competición entre las dunas. A pesar de un problema técnico, sólo han cedido 17 minutos al líder, y en la general ganan una posición y suben al 9º lugar absoluto.

La especial ha sido la más corta de este Dakar, pero ha estado precedida por un larguísimo enlace de más de 500 kilómetros, también el más largo de esta edición. Durante el mismo, el equipo Pons Rallysport ha tenido que solventar una incidencia mecánica, debido al fallo de un cilindro. “Ha sido hacia el kilómetro 170. Afortunadamente, el equipo de asistencia rodaba muy cerca de nosotros. Al parecer, una bobina estaba mal; la han cambiado y hemos continuado hasta el comienzo de la especial”, explica el piloto de Lleida.

Todo parecía ir bien, pero en el kilómetro 40 de la crono la bobina ha vuelto a fallar y han tenido que detenerse para desmontarla y cambiarla de nuevo. “Después hemos podido correr con un buen ritmo hasta el final, aunque ahí hemos perdido un tiempo precioso”, añade.

Otra complicación para los del Can-Am Maverick X3 número 407 es que salían muy atrás en el orden de salida, en la posición 115. “Pero en el desierto se puede adelantar bien. El recorrido era complejo, porque había muchas dunas cortadas que son delicadas. Lo malo es que, al salir tan atrás, la última media hora de especial la hemos tenido que hacer ya de noche. En cambio, nuestros rivales directos han podido acabar de día”, asevera Pons.

Ambos hándicaps, la avería y acabar de noche, dan más valor todavía a la prestación del equipo, que ha disfrutado mucho en las dunas. “La etapa la hemos hecho muy bien. Nos hemos encontrado muy cómodos con Jaume dentro del coche, muy compenetrados. Las sensaciones en las dunas han sido fantásticas, y Jaume ha estado muy bien con la orientación. Estamos altos de moral y con muchas ganas, aunque cada día hemos tenido algún problema, pero esta es la tónica del Dakar”, expone el veterano piloto de rallyes, inmerso en su primera participación en la carrera más dura del motorsport.

Después de cinco etapas superadas, el equipo Pons Rallysport afronta este jueves y viernes la etapa reina del Dakar, la así llamada “crono de 48 horas”, con el ánimo de volver a hacer un buen papel y remontar.

Este inédito concepto de etapa consiste en una especial de 584 kilómetros en pleno Empty Quarter, con la particularidad de que se disputará en dos partes. El jueves, a las 16h, los pilotos tendrán que detenerse en uno de los 7 vivacs (o “breakzones”) dispuestos a lo largo del recorrido, donde los vehículos no dispondrán de asistencia (más allá de los propios medios de piloto y copiloto). A la mañana siguiente, reemprenderán la marcha para completar esta sexta etapa.

También podría interesarte
Deja una respuesta