Joan Font, a las puertas del Empty Quarter con su copiloto KO

-Borja Rodríguez arrastra desde ayer un fuerte cuadro gripal, con fiebre y vómitos, que ha complicado sobremanera la segunda parte de la etapa maratón.

-Además, la dupla de la Scuderia Ramilo Rodamoto ha tenido que extremar las precauciones porque hoy no disponían de camión de asistencia y un error o un fallo mecánico hubiera sido fatal.

-«No llegamos en las mejores condiciones físicas, en especial Borja, pero parece que poco a poco se está recuperando. Esto es el Dakar, nadie dijo que iba a ser fácil».

Joan Font empieza a dejar atrás los problemas mecánicos que le han perseguido en este inicio de Dakar 2024 pero se le ha sumado uno nuevo difícil de prever: el estado de salud de su copiloto Borja Rodríguez. El murciano acabó la etapa de ayer con fiebre muy alta y ha arrancado hoy la especial con los síntomas comunes de un proceso gripal. Todo esto, a las puertas de una de las etapas técnicamente más complicadas de esta edición, que en su quinta jornada se adentrará en el temido Empty Quarter, con sus gigantescas dunas.

No hay día que Joan Font y Borja Rodríguez puedan darse un respiro. La segunda parte de la etapa maratón se presentaba a priori como un día tranquilo, pero nada más lejos de la realidad. La fiebre de Borja no remitía por la mañana y ha tenido que iniciar la etapa sintiéndose muy mal. Por fortuna, las palabras de Borja a su llegada al vivac de Al-Hofuf eran algo más alentadoras: «Todavía estoy con dolor de cabeza y fiebre, pero adelante, a recuperarse poco a poco para estar más fuertes mañana».

La jornada también ha estado marcada por el hecho de que no disponían del camión de asistencia, ya que éste estaba ayudando a reparar el camión de Alberto Herrero, que en la etapa de ayer rompió el motor. Por este motivo, el piloto de la Scuderia Ramilo Rodamoto ha tenido que poner especial atención a los obstáculos para no cometer ningún error, que podría haber sido fatídico: «Hemos ido con mucha precaución, con un ritmo regular, y sin complicarnos la vida. Lo importante hoy era no sumar más problemas a los que ya tenemos, y en este sentido la etapa ha sido buena». Font ha completado la especial en 24ª posición de la categoría SSV después de parar el cronómetro con un tiempo de 4 horas, 6 minutos y 29 segundos, a algo más de 53 minutos del vencedor, el portugués João Ferreira.

Ni la rotura del turbo en la segunda etapa, ni la avería eléctrica de la tercera, ni la gripe de Borja frenan a Joan Font y a su copiloto, que compiten en modo supervivencia desde prácticamente el primer kilómetro de la carrera. A buen seguro que también necesitarán de su carisma para afrontar las dificultades en la etapa de este miércoles, que unirá Al-Hofuf con Shubaytah, con una especial aparentemente corta, de 118 kilómetros, pero de máxima exigencia, puesto que discurrirán casi íntegramente por las dunas del Empty Quarter. Previamente, deberán completar, de buena mañana, 527 largos kilómetros de enlace.

«No llegamos en las mejores condiciones físicas a esta importante etapa, en especial Borja, pero parece que poco a poco se está recuperando. Esto es el Dakar, nadie dijo que iba a ser fácil», afirma el piloto de Vic.

También podría interesarte
Deja una respuesta