Arranca la primera fase del Circuito del Motor de Tenerife: «No es una prioridad para el Cabildo»

Según adelantó Radio Club Tenerife (Cadena Ser), queda formalizado el acuerdo de adjudicación para el inicio de las obras del Circuito del Motor de Tenerife. Se trata de una adjudicación de 44 millones de euros que el Cabildo de Tenerife ha otorgado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Sacyr Construcción y Contratas y Servicios Bahillo. El contrato, que estaba valorado en torno a unos 56 millones de euros, finalmente se ha adjudicado por una cantidad de 44.1 millones de euros. Esta primera fase, de las tres que conforman la construcción del recinto, tiene un periodo de materialización de 40 meses.

Esta mañana, en Hoy por Hoy La Portada, el Consejero de Carreteras del Cabildo de Tenerife ha explicado cómo se desarrollará esa primera fase de construcción. «Ahora, principalmente, se incluye la cinta asfáltica y los movimientos de tierra», asegura Dámaso Arteaga. Esta etapa es «la más importante» del proyecto y la que más tiempo se extenderá. «Confiamos en que el expediente siga avanzando», ha señalado Arteaga antes de recordar que la propuesta de la empresa data del mes de agosto.

Preguntado por la prioridad de este proyecto para el Gobierno conformado por Coalición Canaria y Partido Popular, el titular de Carreteras señala que se trata de una licitación que han heredado de la última legislatura. «Continuamos con el expediente, se ha hablado durante muchísimo tiempo, pero tiene el visto bueno medioambiental y programa de actuación territorial», asegura.

«No se trata de una prioridad, pero debemos afrontar las decisiones que se han tomado por parte de la corporación», aclara Dámaso Arteaga antes de recalcar que la intención del Cabildo es «avanzar en el proyecto en la medida de lo posible». Sobre si el proyecto corre el riesgo de pasar por vía judicial, aclara que tiene su pertinente Declaración de Impacto Ambiental (DIA). «En los tribunales acaban muchas cosas, me gustaría que no terminara en la justicia, contamos con una herramienta de planificación desde hace mucho tiempo y se ha adquirido el suelo, es 100% público», remata.

El Circuito del Motor es una idea del Cabildo de Tenerife que se desarrolla desde 2014

Para el presidente saliente, Pedro Martín, era un «paso adelante», una licitación que permitiría que las empresas se pudieran «presentar para licitar las obras». En total son tres proyectos: la canalización de 3 barrancos con el plan de defensa contra avenidas, la instalación para las gradas desmontables y la pista de velocidad. El ex-vicepresidente y consejero de Carreteras, Enrique Arriaga, celebraba la decisión del entonces Consejo de Gobierno porque era una obra «demandada por miles de aficionados al motor que hay en la isla».

Este recinto contará con unos 650.000 metros cuadrados amparados por el visto bueno de la Federación Internacional de Automovilismo y la Federación Internacional de Motos. El circuito tendrá 4.050 metros y más de 5.000 personas podrán darse cita en las gradas para ver las competiciones.

El proyecto cuenta con la oposición de sectores sociales, como el colectivo ecologista ATAN que rechazó frontalmente desde el comienzo la idea de este tipo de construcciones en Canarias. ATAN insistió en su momento en la caducidad de la Declaración de Impacto Ambiental. Y no solo por parte de la Asociación, sino del informe emitido por la Unidad de Apoyo de la Comisión de Evaluación Ambiental de noviembre del 2022 que ponía de manifiesto que habría que realizarse un nuevo estudio para estudiar el impacto.

También podría interesarte
Deja una respuesta