Asegurada la estabilidad de las competiciones en Fuerteventura

En la noche de este pasado miércoles se desarrolló en Puerto del Rosario la programada reunión informativa de la situación actual del automovilismo en Fuerteventura, promovida desde el Cabildo Insular y la Federación Interinsular de Las Palmas, que contó con una notable presencia de deportistas y representantes de las organizaciones.

 La presidenta del Cabildo de Fuerteventura Lola García fue la encargada de llevar el acto y dirigirse a todos los presentes, estando acompañada por la consejera de Ordenación del Territorio, Nereida Calero; el consejero de Medio Ambiente, Carlos Rodríguez; y por el consejero de Deportes, Luis González. Por parte municipal participaron el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Antigua, Samuel Torres; y el concejal de Deportes del Ayuntamiento de La Oliva, Gleiber Carreño. Junto a todos ellos, el presidente de la FALP, Miguel Angel Domínguez.
 
Después de unas últimas temporadas muy complicadas para los organizadores de competiciones de motor sport en la isla de Fuerteventura, la reunión de anoche se puede calificar de histórica por el apoyo masivo de las instituciones de la isla de Fuerteventura para darle estabilidad al deporte del motor en el ámbito insular, tomando de primera mano ese compromiso la propia presidenta del Cabildo, Lola García, que desde el primer momento ha reaccionado muy positivamente a la la petición de sus deportistas y de la propia Federación para buscar soluciones para asegurar la estabilidad de las competiciones en 2024. El objetivo es que  Fuerteventura tenga un completo calendario de competiciones con todos sus campeonatos.
 
Para ello se informó en las diferentes intervenciones de los trámites necesarios para la autorización de las pruebas y se fue estableciendo a lo largo del encuentro un amplio debate entre los responsables públicos, pilotos/copilotos y la Federación, siempre en un clima muy constructivo con el que se ha dado un gran paso para que el automovilismo majorero vuelva a tener otra época brillante como lo ha sido durante muchos años.
 
Todos los organizadores se han comprometido a coordinar con las diferentes administraciones públicas que deben supervisar los permisos de las competiciones, para que se cumpla con toda la normativa actual y facilitar la labor de los responsables a la hora de las autorizaciones. A este respecto, el representante de Maxo-Sport, Miguel Angel Guerra, anunciaba su retirada como organizador y que en breve se reunirán para nombrar al nuevo presidente de la histórica escudería majorera y dar paso a las nuevas generaciones.
 
Todos los intervinientes se mostraron muy optimistas tras las aclaraciones de ambas partes sobre los procesos administrativos y organizativos para que todas las competiciones se puedan celebrar sin mayores problemas, quedando patente el compromiso público y personal adquirido por la presidenta Lola García para seguir de cerca el desarrollo de la temporada, con una energía positiva que que además ha contagiado todo el colectivo del motor de Fuerteventura que asistió anoche al encuentro.
También podría interesarte
Deja una respuesta