El KH-7 ECOVERGY Team sigue con su buen ritmo y conserva la primera posición de la general

-La tripulación del MAN 6×6 ha ejercido su condición de “Ángeles de la guarda” del Dakar al ayudar a diversos vehículos en apuros.

-Jordi Juvanteny: “Hoy hemos abierto pista, lo que nos ha supuesto un reto adicional debido a la difícil visibilidad del terreno por la mañana, y la gran dificultad de algunos pasos entre dunas”.

-Xavi Ribas: “Esta experiencia ha sido muy útil para comprobar la tecnología del camión en condiciones de arena y dunas”.

El KH-7 ECOVERGY Team sigue a muy buen ritmo su ruta que, etapa a etapa, debe llegar hasta Yanbu, el 19 de enero. Por el momento, Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Ribas siguen liderando la categoría Mission 1000, con un total de 60 puntos, dos más que sus inmediatos perseguidores, cosa que augura un rally muy igualado.

La categoría en la que compite la tripulación española –novedad de este año que pretende promover las energías alternativas– tiene su propio recorrido, con especiales más cortas que las del resto de participantes del Dakar. Eso explica que su sexta etapa–la quinta competitiva para ellos, ya que este pasado miércoles no disputaron ninguna especial– haya tenido un itinerario de 51 kilómetros que, aunque exigentes, se quedan a mucha distancia de los 547 kilómetros que tienen que cubrir los equipos de la categoría de coches y camiones en la llamada crono de 48 horas entre este jueves y viernes.

En esta ocasión, el KH-7 ECOVERGY Team se ha vuelto a llevar los 10 puntos por completar la etapa, con salida y llegada en Shubaytah, y sigue demostrando el buen rendimiento de su camión, alimentado por una mezcla de Hidrógeno y HVO (diésel renovable producido a partir de aceite vegetal hidrotratado). El MAN 6×6 ha surfeado las dunas de una forma impecable en una etapa que Juvanteny ha definido como “puramente dakariana”. “Ha hecho mucho calor en una especial que ha sido 100% de dunas. Hemos completado la jornada bien, a ritmo y sin cometer errores. Hoy hemos abierto pista, lo que nos ha supuesto un reto adicional debido a la difícil visibilidad del terreno por la mañana, y a la gran dificultad de algunos pasos entre dunas con nuestro camión. En resumen, ha sido un día de esos que tanto nos gustan a los que llevamos tanto tiempo compitiendo en este rally”.

Los ‘Ángeles de la guarda’ del Dakar han vuelto a hacer gala de su apodo. “Durante la etapa hemos ayudado a un competidor que nos ha adelantado, pero luego se ha quedado clavado en la arena y le hemos remolcado. Además, hemos tenido trabajo extra ya que, cuando hemos llegado a meta, la organización nos ha propuesto ayudar a rescatar algunos competidores que se habían quedado clavados durante la etapa. Nos hemos puesto en marcha de nuevo y hemos vuelto a la especial para ayudarles”, relata Criado.

En cuanto al rendimiento del camión, el navegante y responsable del desarrollo del innovador sistema híbrido de combustible, Xavi Ribas, asegura que ha sido una especial que les ha aportado un importante aprendizaje: “Hemos encontrado las dunas muy blandas por la temperatura y se hundía mucho el vehículo, lo que ha hecho que, en muchas ocasiones, tuviéramos que forzarlo al máximo. Esta experiencia ha sido muy útil para comprobar la tecnología en estas condiciones extremas. Ha funcionado todo muy bien, estamos satisfechos, y el día de hoy nos ha servido para recoger mucha información”.

Los Mission 1000 no realizarán ninguna especial mañana, sólo el enlace entre Shubaytah y Riyadh, de 852 km. Por el contrario, el resto de participantes del Dakar deberán completar la segunda parte de esta maratón (etapa 6B). De esta forma, el KH7-ECOVERGY Team, ya no realizará ningún tramo cronometrado hasta el domingo 14, día en que tendrá que recorrer 627 kilómetros, con 113 contra el crono, entre Riyadh y Al Duwadimi, después de la merecida etapa de descanso en la capital de Arabia Saudí.

También podría interesarte
Deja una respuesta