Joan Font inicia la segunda semana de carrera a las puertas del top 20 en SSV

-El piloto de la Scuderia Ramilo Rodamoto continua en su empeño por acabar el Dakar con otra buena jornada para sus intereses.

-Tanto él como su copiloto Borja Rodríguez reanudan la competición recuperados de sus problemas de salud.

-«Hemos tratado de mantener un ritmo rápido y regular, pero sin arriesgar demasiado para cuidar la mecánica. Es lo más sensato que podemos hacer si queremos lograr el objetivo».

El Dakar 2024 continua sin dar tregua. Después una primera semana muy dura, en la que Joan Font se las vio y deseó para continuar en carrera, este domingo se ha reanudado la competición con una exigente séptima etapa, entre Riad y Al Duwadimi, en la que el de Vic ha hecho gala de su buena gestión de carrera para acabar en una sólida 22ª posición en la categoría SSV.

La etapa, de 874 kilómetros en total y 483 contra el crono, no ha sido para nada sencilla. Mucho polvo, arena muy fina en las dunas, piedras y la caída de la noche a 100 kilómetros de la meta han puesto en serios aprietos a la dupla de la Scuderia Ramilo Rodamoto que, pese a todo, no ha perdido la concentración y ha conseguido llegar a la meta tras algo más de 8 horas y media de carrera.

Las mayores dificultades las han encontrado al final, cuando se les ha hecho de noche, algo a lo que ya están más que acostumbrados: «Hemos hecho los últimos 100 kilómetros sin ver nada, y en esta parte hemos tenido que ir con muchísimo cuidado porque había muchas piedras», explica. «Estamos contentos. El día ha sido muy largo, hemos tratado de mantener un ritmo rápido y regular, pero sin arriesgar demasiado para cuidar la mecánica. Es lo más sensato que podemos hacer si queremos lograr el objetivo».

Otra buena noticia para el equipo es que tanto Joan Font como su copiloto Borja Rodríguez, que llegaron al ecuador de la prueba muy justos de fuerzas debido a la gripe, ya han dejado atrás sus problemas de salud: «Estamos bien, sin fiebre y con ganas de continuar hasta el final. La jornada de descanso nos vino muy bien para hacer ‘reset’ tras una semana realmente complicada».

Una semana que tuvo de todo y que arrancó de la peor manera, con una rotura del turbo en la segunda etapa que les obligó a regresar al vivac sin acabar la especial y que posteriormente les costó una penalización de 23 horas y media. Al día siguiente los problemas mecánicos continuaron y a ello se añadió la enfermedad de su copiloto Borja Rodríguez, que pronto también afectó a Joan. Así, tuvieron que hacer frente a la maratón y a la crono de 48 horas por el Empty Quarter con un estado de salud muy precario, ambos con fiebre y vómitos en algunos días.

Mañana, la carrera continua en dirección a Ha’il, con una etapa de 678 kilómetros en total de los cuales 458 serán cronometrados.

También podría interesarte
Deja una respuesta