Albert Llovera y su equipo dan su mejor versión para llegar Al Dwaumini

-En Ryhad, Albert se puso en manos de Jordi Zaragoza, su osteópata de confianza.

Albert Llovera-Margot Llobera-Marc Torres, no tuvieron una etapa plácida en el inicio de la segunda parte del Dakar 2024. El recorrido entre Ryadh y Al Dwaudimi, 485 km cronometrados y 390 km de enlace, no era del todo desconocido ya que buena parte del mismo formaba parte de la tercera etapa, pero en sentido contrario.

Después de un inicio con problemas en el camión #619, Llovera pudo mantener un ritmo regular que le llevó a remontar unas posiciones que había perdido mientras estuvo averiado. Al final top 16 con un crono de 8h30’56”y el Dakar continúa para Albert y su equipo.

Después de la etapa super maratón de 48 horas Llovera-Llobera-Torres quedaron situados en la zona media (21a posición) de la clasificación provisional debido a una penalización de 56 horas.

Tomaron la salida desde la 19a posición, pero al PK 39 ya llegaron en el 31r puesto, debido a los problemas mencionados, a partir de este instante la recuperación fue constante, hasta llegar a la asistencia final en la 16a posición.

Martin Mazik sigue sin dar opciones a sus rivales.
Después de su exhibición en el Enmpty Quarter, Mazik y su equipo parecen dispuestos a seguir ganado las etapas aunque sea al sprint. En la jornada de hoy han rodado prácticamente toda la etapa en la tercera posición, pero sin perder de vista a sus rivales y a medida que se acercaban a la llegada, en concreto a la llegada del pk 341, han superado a Van den Brink, hasta entonces líder de la etapa, y le han “robado” un triunfo que el joven holandés parecía tener a su alcance. En la llegada a la asistencia les han separado 39”.

Mazik-Tomasek-Svando completaron la 7a etapa con un tiempo de 5h40’52”, seguidos de Van den Brink-Torrellardona-Van de Pol, 39”, mientras que Loprais-Valtr-Stross, lo hicieron 19’28”.

Es evidente pues, que Mazik mantiene a ralla a sus rivales en la clasificación provisional de la categoría. Para la segunda posicio Van den Brink se sigue acercando a Loprais. Sin no hay un cambio radical, en el Dakar es posible, la emoción hasta llegar a Yanbu estará en la lucha entre estos pilotos por la segunda plaza.

Albert aprovechó al máximo la jornada de descanso

La jornada de descanso fue muy positiva para el estado físico de Llovera, además de no tener que realizar el esfuerzo de superar muchas horas en la cabina del camión compitiendo, tuvo la ocasión de ponerse en la camilla de Jordi Zaragoza: Esta era su valoración: “No tengo ninguna duda que la ayuda de Jordi es imprescindible. Llegas medio desmotado a verlo y el sitúa todo en su sitio, dentro de lo posible claro, y en ocasiones esta visita te permite salir al día siguiente”.

La etapa de hoy era sin duda una de las más duras de la segunda parte del Dakar. Según Llovera: “Las referencias que teníamos ya decía que era como la tercera etapa del recorrido, pero al revés. Ha sido muy duro, hemos tenido un problema con la presión del gasoil, el camión se ha parado un par de veces, la primera en el km 20. Marc, impecable, lo ha solucionado y hemos podido continuar. Los últimos 150 km, los hemos hecho de noche, en fin lo más positivo es que estamos en la asistencia. En estos momentos hay mucho gente que sigue dando vueltas por el recorrido de la etapa. En la parte final Margot ha estado de 10 en la navegación”.

Además Margot añadía: “Estamos muy contentos, ha sido muy duro y la navegación muy exigente, si de día ya es complicado de noche … además con camiones enganchados a los que Albert ha ayudado. Muy complicado pero estamos haciendo el enlace”.

Para mañana lunes (día 15), en apariencia, la 8a etapa parece menos exigente. De Al Duwadimi a Ha’il los supervivientes del Dakar tendrán que superar una especial cronometrada de 458 km y 220 km de enlace. La parte inicial será llana y con zona de arena, pero a medida que vaya transcurriendo la especial aparecerán las temibles zonas rocosas. Así pues, pinchar será fácil con el contratiempo que esto supone para los vehículos más pesados. Tratar los neumáticos con cariño será la “asignatura” a superar.

También podría interesarte
Deja una respuesta