Joan Font completa con firmeza la etapa más triste del Dakar

-El fallecimiento de Carles Falcón ha cogido por sorpresa al de Vic, que se ha enterado del trágico desenlace al acabar la especial.

-«Para toda la familia del Dakar siempre es un golpe duro la muerte de un piloto que persigue el mismo sueño que tú. Lo lamentamos mucho».

-El Can-Am número #438 de la Scuderia Ramilo Rodamoto ha finalizado la especial en 25ª posición de SSV, a 1 hora y 17 minutos del ganador.

Joan Font y Borja Rodríguez avanzan con solidez en dirección a Yanbu (Arabia Saudí), donde el viernes terminará la 46ª edición del Dakar. En su objetivo por alcanzar la meta dentro de cuatro días, la pareja de la Scuderia Ramilo Rodamoto ha vuelto a realizar una inteligente etapa entre Al Duwadimi y Ha’il, siempre por detrás de su compañero de equipo y con el firme propósito de no cometer ningún error que pueda comprometer su cometido.

Este lunes el recorrido les ha dado un pequeño respiro, con una etapa más rápida, a la par que bonita, con pistas de arena y dunas en el primer tramo cronometrado y una zona mucho más incómoda, con mucha piedra en la parte final, después de una larga neutralización de 179 kilómetros.

«Venimos muy penalizados por todo lo sucedido en las etapas anteriores, por lo que una jornada como la de hoy, más rápida que en días anteriores, nos ha venido muy bien. Hemos aguantado bien el ritmo, siempre centrados en nuestro trabajo, que consiste en vigilar mucho para no romper nada y contribuir para que la carrera vaya lo mejor posible para nuestro equipo», explica el piloto de Vic, 25º de SSV en la especial de este lunes, a 1 hora y 17 minutos del ganador.

Al poco de alcanzar la meta, tanto él como su copiloto Borja Rodríguez se han enterado de la triste muerte del piloto de motos Carles Falcón, que ha fallecido a consecuencia del grave accidente que sufrió en la segunda etapa. «Para toda la familia del Dakar siempre es un golpe duro la muerte de un piloto que persigue el mismo sueño que tú. Estas cosas no deberían pasar nunca. Lo lamentamos mucho y desde aquí mandamos un abrazo muy grande a sus familiares y amigos».

Una noticia que ha dejado congelados a todos los participantes, pero que no interrumpe el Dakar, que mañana continuará en dirección a Al-Ula, el mismo lugar donde empezó la carrera hace 10 días. La etapa de este martes aumentará la exigencia, con una especial cronometrada de 436 kilómetros (más otros 225 de enlace), de los cuales buena parte discurrirán por mesetas rocosas y donde la navegación promete ser clave.

También podría interesarte
Deja una respuesta