El KH-7 ECOVERGY Team avanza rumbo a la victoria de la categoría Mission 1000

-Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Ribas logran otros 20 puntos y se mantienen líderes de la general con un total de 125. de 105.

-Un problema con un sensor no ha impedido a la tripulación del MAN 6×6 completar con éxito la etapa 9.

-Xavi Ribas: “Los técnicos e ingenieros han trabajado para descubrir su origen y han visto que, debido a que los sensores que utilizamos son tan potentes, incluso detectan los vapores del combustible del mini generador”.

El KH-7 ECOVERGY Team encara la recta final del Dakar con todo de cara para ganar la categoría Mission 1000. Hoy han sumado otros 20 puntos: los 10 correspondientes a terminar la etapa en su totalidad y otros 10 de bonificación por hacerlo en “Modo Sport”, es decir, en un tiempo inferior al establecido por la organización. Así, acumulan ya un total de 125 puntos. De nuevo, han conseguido la misma puntuación que los segundos clasificados, Jean-Michel Paulhe y Gauthier Gibert, del equipo Les Tigres du Désert, por lo que la distancia entre ambos sigue siendo de 7 puntos.

La dura etapa entre Ha’il y Al-Ula, que ha transcurrido por una zona rocosa, ha requerido una importante técnica de conducción para superarla. Esto no ha supuesto ningún inconveniente para el trío del MAN 6×6 propulsado por Hidrógeno y HVO (diésel renovable a partir de aceite vegetal hidrotratado), que ha logrado completar los 94 kilómetros cronometrados de la jornada de hoy en una hora y 41 minutos. “Hoy ha sido una etapa muy exigente físicamente debido a las condiciones del terreno, muy duro y con mucha piedra”, ha indicado el piloto, Jordi Juvanteny.

El equipo español ha vuelto a demostrar su buen ritmo y se ha consolidado como el claro favorito al triunfo. Sin embargo, en esta fase final de la carrera ha aparecido el primer contratiempo en el camión al encenderse un sensor, pero sus tripulantes han asegurado que esto no ha afectado su rendimiento. “Tras una zona rápida de vibraciones extremas, un sensor nos ha indicado un fallo, pero el vehículo funcionaba bien, por lo que no sabíamos si parar a reparar. Debido a que íbamos a por todas, ya que el segundo clasificado de la general lleva un buggy ligero muy rápido, hemos tomado la decisión los tres de continuar, arriesgándonos, pero afortunadamente ha salido bien”, ha señalado Juvanteny.

El navegante y responsable del desarrollo técnico del sistema de combustible, Xavi Ribas, quien hoy está de celebración por los resultados obtenidos y por su 42º cumpleaños, ha explicado los detalles de este problema que han sufrido: “el sensor en cuestión es del sistema de línea motriz-hidrógeno, e indicaba un error de medida, pero parecía un falso error, ya que el vehículo funcionaba perfectamente. Al llegar a meta, hemos comprobado que el fallo venía del mismo sensor. Los técnicos e ingenieros han trabajado para descubrir su origen y han visto que, debido a que los sensores que utilizamos son tan potentes, incluso detectan los vapores del combustible del mini generador. Así pues, el vehículo está en perfectas condiciones y listo para tomar la salida mañana”.

La décima etapa del Dakar 2024, que se disputará el miércoles 17, tendrá su inicio y final en Al-Ula y, en ella, los participantes de la Mission 1000 deberán completar un total de 229,5 kilómetros, con 84,5 cronometrados.

También podría interesarte
Deja una respuesta