Nasser Al-Attiyah, el guardaespaldas de Sébastien Loeb

El catarí Nasser Al-Attiyah (Prodrive), vigente campeón del Dakar y ganador cinco veces de la prueba, se reenganchó este martes a la competición para ganar puntos de cara al W2RC Championship, el mundial de rally raid, y para ayudar a su compañero, el francés Sébastien Loeb (Prodrive), tras retirarse este lunes.

Al-Attiyah (Prodrive) abandonó este lunes del rey de los rallies al romper el motor de su vehículo Hunter en el kilómetro 62 de la octava etapa y no poder volver a la carrera, aunque sus opciones de revalidar el título se habían disipado ya en la sexta etapa, cuando perdió más de dos horas sobre las dunas por un problema mecánico.

No obstante, la rotura de motor de este lunes le obligó a abandonar la especial y, por tanto, el Dakar, aunque este martes se haya reenganchado para poder acabarlo y optar a ganar alguna etapa, aunque no podrá luchar por la general.

El catarí ha recibido una penalización de etapa de 20 horas y 20 minutos después de este lunes se le concediera el tiempo máximo de 10 horas y 10 minutos y ocupa el puesto 87 en la clasificación general, a casi 30 horas de Carlos Sainz.

Sin embargo, además de ganar puntos para el mundial, el W2RC Championship, Al-Attiyah también podría ayudar a Loeb, su compañero de equipo, a recortar la diferencia que tiene sobre el español Carlos Sainz (Audi), primero a 25 minutos del francés y, sobre todo, a ‘escoltar’ al piloto por detrás para cederle ruedas de repuesto en caso de algún pinchazo.

También podría interesarte
Deja una respuesta