Eduard Pons llega a Yanbu tras una etapa “salvaje”

-Cinco pinchazos en la penúltima especial del Dakar convierten la jornada en un infierno para el equipo Pons Rallysport.

-El piloto ilerdense y su copiloto Jaume Betriu pelean en pista durante casi 8 horas para alcanzar la meta y afrontar este viernes el último reto de la carrera.

-“Estamos destrozados psicológicamente. Más lentos ya no podíamos ir para no pinchar. La etapa era una salvajada; el coche está tocado por todas partes”.

Eduard Pons y Jaume Betriu han peleado como nunca este jueves para completar la penúltima especial del Dakar y llegar a Yanbu, donde la prueba faro del rally-raid finaliza este viernes 19 de enero. El recorrido entre Al-Ula y la población saudí, a orillas del mar Rojo, incluía una especial larga, de 420 kilómetros. La fisonomía del terreno, un mar de piedras, trialeras y pistas rotas, la ha convertido en un infierno para el equipo Pons Rallysport, que ha estado en competición durante casi 8 horas para completarla.

“Estamos destrozados psicológicamente”, reconoce Eduard Pons. El equipo ilerdense ha sufrido nada menos que cinco pinchazos durante la crono, a pesar de que hacían lo imposible por evitarlos, sabedores de que esta etapa se preveía “destructiva”, como el propio Pons había anticipado en la víspera.

“Más lentos ya no podíamos ir para no pinchar. La etapa era una salvajada; el coche está tocado por todas partes”, añade el veterano piloto de rallyes. La dureza ha pasado factura a muchos participantes, de manera que el equipo Pons Rallysport mantiene la 15ª posición en la clasificación general de SSV, entre los 27 vehículos supervivientes en la categoría.

Con la caravana ya en el último vivac de la carrera, el envite final del 46º Rally Dakar será un bucle alrededor de Yanbu, con una especial de 174 kilómetros. La mayor parte del recorrido será sobre arena, pero una cuarta parte se desarrollará sobre terrenos pedregosos, de manera que no se podrá bajar la guardia hasta el podio definitivo.

También podría interesarte
Deja una respuesta