La meta de Yanbu espera a Pedro Peñate y Rosa Romero este viernes

Superada, no sin problemas, la temida penúltima etapa del Dakar 2024, a la Expedición Canarias Dakar ya sólo le queda completar los 175 kilómetros de la especial cronometrada de mañana viernes. Su objetivo de terminar en el puesto 12 de su categoría está al alcance de la mano.

Pedro Peñate y Rosa Romero han completado este jueves la undécima y penúltima etapa del Dakar 2024. Otros 420 km de especial y otros 107 km de enlace en su cuenta particular a la que ya sólo le quedan los 328 km del viernes por contabilizar. Con principio en Alula y meta en Yanbu, han mantenido exactamente el mismo guion de los últimos días, acabando en el puesto 18 de su categoría, la de buggies T3, y, lo más importante, manteniendo el puesto 12 de la provisional.

No hay etapa sin polvo, pinchazos y algún que otro susto. Esta del jueves ha tenido, como la anterior, un recorrido variado en el que las piedras han puesto en apuros a todos los equipos, incluyendo los punteros que luchan por la victoria absoluta. Peñate y Romero han tenido que apretar los dientes cuando una de esas innumerables piedras ha impactado con el circuito de frenos trasero de su buggy y ha roto un latiguillo.

“Hemos vuelto a tener muchísimo polvo y llevarnos un nuevo pinchazo, aunque lo más complicado hoy ha sido que nos hemos quedado sin frenos traseros porque una piedra nos ha roto un latiguillo. Sabíamos que el riesgo de romper vendría siempre de una piedra y así ha sido. Eso nos ha obligado a continuar sólo con los frenos delanteros. Hemos sufrido y se nos han hecho largos los más de 400 km de especial, pero también hemos vuelto a disfrutar de unos paisajes absolutamente increíbles. Como ayer, ha habido un poco de todo en el recorrido, pero hemos superado la prueba y estamos súper contentos todos en la Expedición Canarias Dakar”, explicaba Peñate consciente de que ya ha superado lo peor de la carrera. Pero, también, que en una prueba de estas características, nunca hay que dar nada por sentado.

“Vamos disfrutando mucho, pero al mismo tiempo se cumple el tópico. Parece que cada golpe, cada piedra y cada ruido se multiplica a medida que te acercas al final. No es fácil ser finisher en el apartado de velocidad de una prueba como es el Dakar y es muchísimo el esfuerzo para llegar, competir y, además, acabar. Estamos deseando que llegue mañana. Cruzamos los dedos para que no falle nada”, añadió Pedro Peñate con Cristo Dávila, Aytami Santana y Elías España trabajando en su buggy para dejarlo listo para el último asalto.

“Ya casi casi estamos, pero queda la etapa de mañana. Hoy era el día decisivo porque sabes que si lo superas ya casi lo tienes. Ha habido muchísima piedra y eso ha provocado una avería a algo más de cien kilómetros de meta, pero hemos seguido a pesar de estar casi sin frenos. He visto que pisaba freno y que no tenía la respuesta normal, además frenábamos muy tarde. Cuando hemos terminado, Pedro me ha confesado que íbamos sin frenos rotos y yo le he dicho que ya me había dado cuenta. Da igual, estamos aquí y es lo importante”, ha explicado entre risas Rosa Romero.

La esperada duodécima y última etapa no presenta grandes dificultades según la organización, sólo para equipos cuya ventaja sea exigua y salgan con la amenaza de poder perder su posición. Para Pedro Peñate y Rosa Romero será el último esfuerzo antes de poder celebrar a lo grande en el arco de meta final con todo el equipo esta edición del Dakar para recordar.

Este año, los patrocinadores de la Expedición Canarias Dakar son Valsebike, KTM, la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias; el Ayuntamiento de Valsequillo, el Cabildo de Gran Canaria, Binter, Naviera Armas, Würth, Motorex, Televisión Canaria, Radical Custom Performance, Sández Competición, Star Garaje, P1, Metal Paint Lomar, Las Terrazas Outlet, El Mirador Shopping y TH Trucks Assistance Rallies.

También podría interesarte
Deja una respuesta