Evans mantiene el liderato del Rallye de Montecarlo, con Ogier al acecho

Elfyn Evans mantuvo su liderato en el Rallye de Montecarlo después de tres tramos con parches de hielo el viernes por la mañana, pero su compañero de equipo Sébastien Ogier le pisaba los talones.

Evans, al volante de un GR Yaris Rally1 de Toyota Gazoo Racing, demostró su dominio en los tramos nocturnos del jueves cuando se aseguró un liderato de 15,1 segundos. Sin embargo, en las resbaladizas carreteras de montaña al oeste de Gap, no pudo repetir el mismo rendimiento.

Una pasada cautelosa en la primera especial, de Saint-Léger-les-Mélèzes a La Bâtie-Neuve, redujo la ventaja de Evans a 5,3 segundos. Su liderato se habría reducido aún más en el TC4 si Thierry Neuville no hubiera hecho un trompo con su Hyundai i20 N en una placa de hielo, perdiendo 10 segundos.

Pero Ogier, nueve veces ganador aquí, tuvo una actuación estelar en el último tramo de La Bréole a Selonnet, siendo el más rápido con 11,2 segundos. Eso fue suficiente para que el francés superara a Neuville y se asegurara el segundo puesto de la general, al tiempo que reducía el liderato de Evans a sólo 10,7 segundos antes del repetido bucle de la tarde.

«Es complicado», admitió Evans. «Las condiciones han mejorado un poco, pero está muy mal donde está helado y luego agarre total donde no lo está. Seguro que se puede ir más rápido, pero no es fácil».

Una sección helada en el TC3 sorprendió a varios de los pilotos de cabeza, como Ott Tänak, Takamoto Katsuta y Grégoire Munster, que necesitaron la ayuda de los espectadores para salir de una zanja.

Tänak perdió unos 40 segundos pero, una vez resueltos los problemas del mapa del acelerador del jueves, se mantuvo cuarto en la general y se está a 1min 1.0s del líder Evans. El piloto del M-Sport Ford Puma Adrien Fourmaux, que marcó el tercer mejor tiempo en el TC5, se quedó a sólo 3,3 segundos.

El drama en los pilotos de cabeza permitió a Andreas Mikkelsen escalar hasta la sexta posición, aunque se quedó a más de dos minutos del líder, alegando falta de confianza en su Hyundai.

«Mi equipo de notas está pasando por los tramos muy pronto, y la información no está ahí o es diferente», explicó Mikkelsen. «Dejé de confiar en las palabras y sólo estoy usando mis ojos».

Munster terminó la mañana en séptima posición, mientras que Katsuta, tras su incidente en la zanja, cayó en picado en la clasificación tras perder más de cinco minutos. Los aspirantes al WRC2 Pepe López, Nikolay Gryazin y Yohan Rossel completaron el top 10.

También podría interesarte
Deja una respuesta