Richard Millener: «Los dos coches marcaron un tercer mejor tiempo, conduciendo con sensatez»

-M-Sport Ford protagoniza una sólida actuación en la apertura del WRC

El M-Sport Ford World Rally Team ha llegado al final del famoso Rallye Monte-Carlo logrando su objetivo de llevar a sus dos equipos a la línea de meta, acumular puntos para el campeonato y establecer su nivel de actuación para la temporada recién comenzada.

Tanto Adrien Fourmaux y Alex Coria, que terminaron quintos de la general, como Grégoire Munster y Louis Louka, que lo hicieron en el puesto 20, realizaron actuaciones muy buenas y mesuradas en una prueba conocida como notoriamente dura. A pesar de un clima inusualmente cálido, lo que significó una falta de las condiciones típicas de nieve y hielo en las especiales, ambos equipos tuvieron que negociar carreteras complicadas, húmedas y resbaladizas con un importante papel en la táctica de qué neumáticos utilizar durante los cuatro días de carrera.

Con impresionantes demostraciones de velocidad e inteligente gestión durante todo el fin de semana, Adrien Fourmaux realizaría una actuación perfecta, con un magnífico equilibrio entre el ritmo y la eficacia que le ha permitido conseguir un excelente 5º puesto de la general y sumar en su cuenta particular un total de 11 puntos.

Estableciendo su posición ya en las etapas nocturnas del jueves, Fourmaux estuvo en un breve período de tiempo en la cuarta posición de la general, el viernes por la mañana, antes de asentarse en un sólido quinto lugar durante el resto del día. Mostrando su readaptación a la conducción de un Rally1, Fourmaux lograría continuamente tiempos entre los cinco primeros, incluido un impresionante tercer mejor tiempo en el TC5, consolidando así un fuerte bucle matutino.

Cambiando su estrategia para proteger su posición, con un cómodo margen de más de un minuto sobre Mikkelsen, Fourmaux mantuvo sabiamente un ritmo competitivo pero mesurado, para completar así las pruebas del viernes por la tarde sin problemas. También adoptaría este enfoque el sábado, gestionando la velocidad y la precisión para mantener su posición hasta el final del día y acumular así 8 puntos, según el nuevo sistema de puntuación.

Con la mirada puesta en la quinta posición, Fourmaux se embarcó en el corto viaje del domingo para regresar a la plaza del Casino de Mónaco en este lugar, conduciendo con sensatez a través del primer tramo helado de la mañana antes de la larga sección de enlace hacia el famoso Col de Turini, Power Stage del rally. Manteniendo la cabeza fría, Fourmaux se perdió puntos adicionales pero en su lugar consiguió 3 puntos más por su posición final del domingo.

Grégoire Munster obtendría un resultado igualmente prometedor en su primer Rallye Monte-Carlo con un WRC de primer nivel, adaptándose rápidamente tanto al Puma Rally1 como a las carreteras técnicas, sumando un buen fin de semana lleno de aprendizaje y ritmo prometedor.

Con un comienzo sensato, Munster abordó las especiales nocturnas del jueves con habilidad y se mantuvo competitivo con Katsuta, Mikkelsen y su compañero de equipo Fourmaux, que les tenía justo por delante en las tablas de cronometraje. En la primera especial del viernes, una zona de hielo atrapó a varios equipos, incluido al propio Munster, que se salió de la pista y terminó atascado brevemente antes que un grupo de espectadores lo devolviera a la carretera. Rápidamente redimido por conseguir buenos tiempos en las siguientes especiales, Munster se encontraba séptimo en la general antes de la asistencia del mediodía, aunque con más de un minuto de diferencia con respecto a su compañero de equipo Fourmaux.

Por la tarde, Munster ostentaría mejor ritmo, presionando continuamente para competir con los tiempos de su compañero de equipo y manteniendo así la séptima posición. Esta sana competencia satisfaría a Munster el sábado por la mañana, cuando su elección de neumáticos más adecuada, una monta blanda, le permitiría conseguir el tercer mejor tiempo en la primera especial del día, mejorando el luxemburgués otra posición para situarse sexto.

Desafortunadamente, en el primer tramo de la tarde un pequeño error en el TC12 tendría grandes consecuencias para Munster, que se vería varado en una curva cerrada a izquierdas. La falta de ayuda significó un final prematuro, quedando fuera de la lucha por los puntos del sábado. Al volver a abrir pista el domingo, Munster haría un pilotaje sensato para centrarse en llevar su Puma Rally1 al podio final en Mónaco, marcando tiempos a sólo unos segundos de su compañero de equipo en las dos primeras especiales. Munster terminaría el evento en buena forma, terminando su actuación en el puesto 20 de la general.

Richard Millener, director del equipo: «Vinimos a Mónaco con el objetivo claro de llevar ambos coches a la meta, ganar experiencia con los pilotos y demostrar que este año podemos ser competitivos. Creo firmemente que lo hemos logrado. Los dos coches marcaron un tercer mejor tiempo, conduciendo con sensatez en lo que, aunque no lo parezca, ha sido un complicado Rallye Monte-Carlo. Estoy muy contento por ambos y también por el equipo que, como siempre, trabajó muy duro para llegar a la meta con dos coches perfectamente fiables. Por supuesto, fue una lástima para Grégoire y Louis lo del sábado por la tarde, pero aparte de eso, todos podemos estar muy positivos de cara a Suecia, dentro de un par de semanas».

También podría interesarte
Deja una respuesta