El Citroën Ami: una novedosa solución de movilidad sostenible y práctica para Cruz Roja

La originalidad y el sentido práctico del Citroën Ami rompe estereotipos. Sus prestaciones, su espacio interior y sus 75 Km de autonomía le convierten en el mejor aliado para moverse por todos los rincones de la ciudad, como hacen diariamente los voluntarios de Cruz Roja.

Pensado para todo tipo de usos profesionales, el Citroën My Ami, profundiza en su vocación de ser un vehículo eléctrico, práctico, polivalente y pensado para hacer la vida más fácil. Suma un volumen útil de 400 litros y 140 Kg de carga máxima a las prestaciones del Citroën Ami.

Citroën Ami, desde 7.990 euros o 61 euros al mes y Citroën My Ami Cargo, desde 8.390 euros.


Con un diseño diferente, su tecnología 100% eléctrica, su vocación por lo esencial, su confort, su personalización a la carta y la posibilidad de conducirlo sin necesidad de contar con un permiso de tipo B, el Citroën Ami supone toda una revolución. Encarna lo mejor de la tradición rompedora de Citroën en materia de movilidad. Es sinónimo de libertad tanto en el centro de las grandes ciudades, donde puede acceder en todo momento y se mueve como pez en el agua por sus dimensiones y su maniobrabilidad, como solución de movilidad entre municipios. Ofrece movilidad ágil y sin restricciones.

Sus cero emisiones de CO2 le permiten acceder a zonas de bajas emisiones en el centro de las ciudades, con una conducción sencilla y silenciosa, incluso en picos de contaminación. Sus 75 Km de autonomía se adaptan perfectamente ala mayor parte de los trayectos urbanos y periurbanos. Supera ampliamente la distancia media que se recorre diariamente en las áreas metropolitanas.

La vocación práctica del Citroën Ami se refleja en su tecnología. Su batería de iones de litio de 5,5 kWh, una de las tecnologías más avanzadas del mercado, permite una recarga completa en sólo 3 horas con un enchufe estándar de 220 V gracias al cable embarcado. Igual de fácil que un smartphone. La batería está situada debajo del suelo del habitáculo, para obtener un máximo de espacio interior. El cable se guarda ingeniosamente en la puerta del lado del pasajero. Además, Ami también puede recargarse en un punto de carga a través de un cable adaptado (opcional) o una electrolinera pública. Su motor de 6 kW le permiten alcanzar una velocidad de 45 Km/h.

Por su carácter práctico, dos unidades del Citroën My Ami, cedidas por Citroën España, se incorporan a la flota de Cruz Roja España en la Comunidad de Madrid. Estarán disponibles en las diferentes sedes de esta organización en la región madrileña y participarán en todo tipo de acciones, desde la promoción de iniciativas como el Sorteo del Oro o el Día de la Banderita o diferentes campañas de sensibilización hasta misiones de soporte logístico en servicios de prevención.

También podría interesarte
Deja una respuesta