Ogier: «Estoy seguro de que mi madre y mi padre siempre disfrutan con estas victorias y aprecian estos momentos»

Durante siete años, la atención de Sébastien Ogier en el Vodafone Rallye de Portugal giró en torno al número cinco. Eso cambió la semana pasada.

Después de conseguir su primera victoria en el Campeonato del Mundo de Rallyes en Portugal en 2010, el francés ganó la prueba más occidental de Europa cuatro veces en cinco años. Su quinto éxito llegó en 2017, lo que le aupó al primer puesto de la lista junto a Markku Alén.

Como todos los pilotos, Ogier siempre quiere ganar, pero también había algo de cinco. «No tenía -dice- nada en contra de estar empatado a cinco victorias durante unos años con Markku Alén, porque para mí es una leyenda y le tengo un enorme respeto. Pero me han preguntado muchas veces cuándo iba a hacerme con el récord y ahora por fin ha sucedido».

El éxito de Ogier en Matosinhos siguió a un notable triunfo en Croacia y elevó a 60 el número de victorias de su carrera. Sus padres estuvieron presentes en Portugal para compartir el momento con él tras una época difícil por motivos personales.

«Estoy seguro de que mi madre y mi padre siempre disfrutan con estas victorias y aprecian estos momentos», sonríe. «Están muy orgullosos de esto y estoy feliz de ofrecerles la victoria esta vez. Ha sido un año un poco duro para mi familia desde que perdimos al hermano de mi madre. Él fue quien inició mi carrera en el automovilismo, así que es agradable tener algo de positivismo después de unos meses difíciles», resaltó el galo.

Ogier, que disputa un programa parcial con Toyota, admitió que los números y las victorias siguen significando mucho: «Conseguir otra victoria sienta muy bien. Es bonito conseguir más números chulos y tengo que disfrutar y valorar estos momentos. Ha sido otra lucha intensa que todo el mundo ha podido seguir y para nosotros, en el coche, no ha habido momento para relajarse», sentenció.

 

También podría interesarte
Deja una respuesta