Porsche celebra el 60º aniversario del 911 en la Plaza de España de Sevilla

El sábado 15 de abril, Día Mundial del Arte, más de 150 Porsche 911 de todas las épocas se reunieron en la Plaza de España de Sevilla.

Para Porsche, 2023 es un año muy especial, porque no solo se conmemora el 75º aniversario de la creación de la empresa sino que se cumplen seis décadas desde que su modelo más emblemático, el 911, fue presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, en 1963. Por eso las celebraciones se van a suceder a lo largo de estos doce meses y, de entre los numerosos eventos, el que ha tenido lugar el pasado fin de semana ha brillado con luz propia por la majestuosidad del escenario elegido: la Plaza de España de Sevilla.

Se trata de una obra arquitectónica declarada Patrimonio Histórico de España y que se ha convertido en uno de los lugares emblemáticos de la capital hispalense, desde que fue inaugurada en 1929 para la Exposición Iberoamericana.

En este emplazamiento único, donde se fusionaron el arte de una joya monumental con la leyenda del vehículo deportivo más exitoso de todos los tiempos, miles de sevillanos y de personas llegadas de otras partes de Andalucía y España disfrutaron de una jornada muy especial para cualquier amante de los automóviles.

El 911 es el Porsche por excelencia, el coche en el que se inspiran el resto de modelos de la compañía y el que define como ningún otro su ADN. En estos sesenta años de vida ha habido ocho generaciones y todas ellas han mantenido la esencia del vehículo original, tanto en diseño como en concepción, pero incorporando siempre numerosos avances tecnológicos para seguir siendo el referente de los grandes deportivos.

La preocupación por la sostenibilidad y el medio ambiente también han ido muy ligados al 911, un coche que a pesar de sus prestaciones y extraordinario rendimiento ha sido pionero en adoptar mecanismos como el catalizador o la inyección directa de combustible, que contribuyeron a reducir significativamente las emisiones contaminantes y que posteriormente se popularizaron en el sector del automóvil.

Hoy, igual que siempre, Porsche sigue con su compromiso por buscar soluciones que mejoren la vida en el planeta. Por eso, su apuesta prioritaria está en la movilidad eléctrica, pero sin dejar de investigar otros caminos para llegar a la neutralidad en las emisiones de CO2. Y, una vez más, Porsche se ha destacado del resto al realizar importantes inversiones para, en un futuro, poder fabricar combustibles sintéticos a escala industrial, una fórmula que permitirá que los actuales vehículos de combustión puedan seguir funcionando sin contaminar. Con esta solución, los cientos de miles de Porsche 911 que siguen rodando por las carreteras del mundo (más del 70 % de los que se han fabricado desde 1963) tendrían su futuro garantizado.

Además de contar con la presencia de decenas de Porsche 911 y de miles de aficionados, no quisieron perderse esta concentración singular el Director Gerente de Sevilla City Office Antonio Jiménez, el Director General de Porsche Ibérica Tomás Villén y el Director Gerente de Centro Porsche Sevilla Manuel Ángel Márquez, así como diversas autoridades del Ayuntamiento de Sevilla. Allí disfrutaron contemplando modelos históricos como los primeros 911 Targa o el primer Turbo de los 70, que resplandecían en un día muy soleado con el marco de fondo de esa Plaza de España, ubicada dentro del Parque de María Luisa. La estampa parecía de película, algo que no es ajeno a este escenario en el que se han rodado grandes producciones cinematográficas como Lawrence de Arabia o una de las películas de la saga de La Guerra de las Galaxias (Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones).

También podría interesarte
Deja una respuesta