Positiva primera toma de contacto con las dunas del KH-7 ECOVERGY

-Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Ribas han hecho frente a las primeras adversidades en el Dakar 2024, tras un problema con el sistema de navegación.

-La tripulación del MAN 6×6 ha sumado otros 10 puntos en la categoría Mission 1000.

-Xavi Ribas: “José Luis ha demostrado su gran experiencia dakariana para guiarnos perfectamente y compensar el fallo del GPS”.

El KH-7 ECOVERGY ha completado de forma satisfactoria la segunda etapa del Dakar 2024 en la categoría Mission 1000 gracias a la experiencia de sus tripulantes y el buen rendimiento del motor, propulsado por Hidrógeno y HVO (diésel renovable a partir de aceite vegetal hidrotratado). Las primeras dunas han hecho acto de presencia en una especial que ha ido desde Al Henakiyah hasta Al Duwadimi y que ha supuesto todo un reto de navegación.

Un problema con el sistema de navegación, que no ha detectado el primer waypoint, ha provocado que el equipo español perdiese un poco de tiempo, pero ha sabido sobreponerse de forma notable. “José Luis ha demostrado su gran experiencia dakariana para guiarnos perfectamente y compensar el fallo del GPS”, señala Xavi Ribas, el navegante y responsable del desarrollo del innovador sistema híbrido de alimentación del camión.

En este exigente recorrido, de 480 kilómetros, con 105 contra el reloj, las manos de Jordi Juvanteny y las indicaciones de Criado han sido la combinación perfecta para superar esta desafiante jornada, que les ha servido para obtener otros 10 puntos en esta etapa y sumar un total de 20 en la general, muy igualada con los siete primeros empatados con la misma puntuación. “Hoy nos hemos encontrado con todo tipo de terrenos, desde una pista rápida, ondulada al principio, donde hemos cogido puntas de entre 110 y 120 km/h, hasta zonas pedregosas”, explica el piloto.

A medida que iba sumando kilómetros, el equipo del MAN 6×6 ha ido superando rivales, cosa que ha destacado muy positivamente Ribas, que ha elogiado las habilidades de sus compañeros de cabina: “Es impresionante cómo sortean las dunas, cómo guían y leen perfectamente el terreno. Jordi ha sabido elegir la presión de los neumáticos según cada necesidad y ha gestionado el camión a la perfección, cosa que nos ha permitido cruzar la meta de los primeros de nuestra categoría”. En esta ocasión, además, han vuelto a hacer honor a su apodo de ‘Ángeles de la guarda del Dakar’ tras ayudar a encontrar la ruta correcta a algunos competidores que se habían perdido.

El lunes 8 de enero tendrá lugar la tercera etapa de la cita dakariana, que contará con un total de 444 kilómetros, 108 de los cuales contra el crono. En ella, la caravana de vehículos deberá trazar el recorrido de Al Duwadimi a Al Salamiya.

También podría interesarte
Deja una respuesta