Eduard Pons se afianza en el Top 10 del Dakar

-El piloto de Lleida y su copiloto Jaume Betriu acaban novenos en la tercera etapa y consolidan la décima posición absoluta de la categoría SSV.

-El equipo Pons Rallysport supera con aplomo la primera parte de la etapa maratón y un complicado tramo de dunas, a pesar de sufrir dos pinchazos.

-“Ha sido una etapa de supervivencia, que hemos terminado de noche. Después de los pinchazos nos ha tocado conservar, pero estamos en carrera, mejorando y avanzando”.

Otra etapa dakariana larga y dura, otra reválida superada por el equipo Pons Rallysport. La tercera especial del Dakar, entre Al Duwadimi y Al Salamiya, se ha saldado con el mejor resultado parcial de Eduard Pons y su copiloto Jaume Betriu, que han aupado el Can-Am Maverick X3 a la novena posición absoluta de la categoría SSV, a 44 minutos del líder después de 437 kilómetros cronometrados. La prestación les permite consolidar el décimo puesto en la clasificación general entre los vehículos ligeros de serie.


La jornada estaba marcada en rojo en la agenda del equipo Pons Rallysport, porque era su primer contacto con una etapa maratón, con sólo dos horas de asistencia al término de la especial, antes de que los vehículos pasaran a régimen de parque cerrado hasta el día siguiente. Pons y Betriu la han superado con aplomo, e incluso habrían podido acabar más arriba de no haber sufrido dos pinchazos en el primer tercio de la crono.

“Hemos pinchado en el kilómetro 70 y luego otra vez en el 120. Ya no teníamos más ruedas de recambio, así que nos ha tocado ser conservadores y andar con pies de plomo hasta el final”, explica el piloto de Lleida. “Ha sido auténtica mala suerte, porque hemos pinchado sin atacar”, añade.

Entre los aspectos positivos, la pericia con la que los del Pons Rallysport han sorteado los tramos de dunas en la segunda mitad de la especial. “Eran dunas blandas y grandes, complicadas, y ahí hemos hecho un muy buen trabajo, porque no nos hemos quedado enganchados en ningún momento y hemos podido recuperar algo de tiempo”, valora Pons.

Así pues, la dureza ha vuelto a ser la tónica dominante en el primer Dakar de Pons como piloto y de Betriu como copiloto. Los ilerdenses han tenido que completar los últimos 25 kilómetros de la especial de noche, y en las dos horas de asistencia posteriores han aprovechado para cambiar un triángulo de la suspensión trasera que se había roto.

“Ha sido una etapa de supervivencia, que hemos terminado de noche. Lo importante es que estamos en carrera, mejorando y avanzando. Esperemos que la suerte nos vaya acompañando, aunque hoy no la hayamos tenido con los pinchazos”, asevera el veterano Pons.

Este martes, la segunda parte de la etapa maratón discurrirá entre Al Salamiya y Al-Hofuf. Serán 698 kilómetros, de los cuales 299, cronometrados. La especial del día tendrá un poco de todo, sobre todo pistas rápidas y pedregosas, y también dunas en la parte final.

También podría interesarte
Deja una respuesta