Eduard Pons sigue décimo después de una etapa muy dura mentalmente

-El equipo Pons Rallysport vuelve a hacer gala de su competitividad, pero un error de navegación entre el polvo le cuesta unos minutos adicionales.

-El piloto de Lleida y Jaume Betriu mantienen el Top 10 en la categoría SSV del Dakar y esperan poder remontar en los próximos días de puro desierto.

-“Hemos llegado a rodar séptimos provisionalmente, aunque con el polvo de los camiones no podíamos correr, pero los últimos cien kilómetros se han complicado mucho”.

El equipo Pons Rallysport ha superado este martes la cuarta especial del Dakar, la segunda parte de la maratón que arrancó el lunes. Los 299 kilómetros cronometrados, entre Al Salamiya y Al-Hofuf, han resultado muy duros mentalmente, tanto para el piloto Eduard Pons como para su copiloto, Jaume Betriu. El polvo de los camiones ha dificultado su desempeño y ha acabado provocando un error de navegación en una nota muy complicada. Lo positivo es que el equipo ilerdense conserva la décima posición absoluta en la categoría SSV y espera remontar en los próximos días, con tres etapas seguidas de puro desierto.

La especial del día empezaba con pistas rotas pero muy rápidas, que se han convertido en un calvario para la dupla del Can-Am Maverick X3. Los vehículos ligeros de la categoría SSV tienen una velocidad punta de 125 km/h y los camiones, que alcanzan 140 km/h, los “fulminaban”, como ha ilustrado gráficamente Eduard Pons. Corriendo en medio de una nube de polvo constante, la etapa ha sido “muy agobiante” para los del Pons Rallysport.

Aun así, Pons ha ido ganando posiciones. “Hemos llegado a rodar séptimos provisionalmente, aunque con el polvo de los camiones no podíamos correr a tope, pero los últimos cien kilómetros se han complicado mucho”, explica.

El primer problema ha sido que, en el kilómetro 188, han sufrido un pinchazo, justo antes de la neutralización para el repostaje. Después del repostaje han tenido que parar a cambiar la rueda y les han adelantado más camiones, con lo que volvían a correr envueltos en el polvo. Eso ha provocado que se desviaran de la pista buena y perdieran un puñado de minutos al desandar el camino para buscar la ruta, en un punto con un montón de coches y camiones perdidos.

“Al final lo hemos encontrado y hemos seguido hasta la meta. Pero ha sido muy duro, porque el polvo de los camiones dificultaba mucho el pilotaje y también la navegación. Lástima del pinchazo y de esa pérdida (entre 10 y 15 minutos), porque, a pesar de toda la dificultad, estábamos salvando la etapa bastante bien”, asevera Pons. Ha completado la especial en la 18ª posición, a 38 minutos de la cabeza.

No obstante, el equipo Pons Rallysport mantiene con firmeza su posición en el Top 10 absoluto de la categoría SSV. “Tenemos ganas de hacer una etapa limpia, ya nos toca. Todavía estamos arrastrando los dos pinchazos del primer día”, reconoce el piloto de Lleida.

Las próximas jornadas, el Dakar cambia de escenario y se adentra en el desierto del Empty Quarter (lugar vacío), con especiales íntegramente de arena y dunas. “A ver si podemos remontar; esperemos que en el desierto no nos molesten los camiones ni los pinchazos”, aventura Pons. La primera etapa cien por cien de dunas empezará este miércoles desde Al-Hofuf, con un enlace de más de 500 kilómetros en dirección a Shubaytah, cerca de donde se disputará la especial de 118 kilómetros.

También podría interesarte
Deja una respuesta