Isidre Esteve, forzado a completar el sábado la sexta etapa del Dakar

-El Repsol Toyota Rally Team intentará terminar la crono 48h este sábado, después de que la rotura del diferencial delantero haya retrasado su marcha en las dunas del Empty Quarter.

-La caída de la noche obliga al piloto ilerdense y su copiloto Txema Villalobos a detenerse en el último campamento y esperar a que se haga de día para proseguir.

-Cuando consigan finalizar la especial este sábado tendrán que cubrir alrededor de 1.000 kilómetros para llegar a Riad, donde el resto de participantes habrá podido disfrutar de una jornada de descanso que para ellos será inexistente.

El Repsol Toyota Rally Team deberá completar mañana la segunda parte de la sexta etapa del Dakar, la crono de 48 horas, debido a un problema técnico. El contratiempo ha hecho perder 10 horas a Isidre Esteve y Txema Villalobos, y les ha obligado a detenerse a 47 kilómetros de la meta para pasar la noche. El equipo español retomará la marcha este sábado a primera hora para llegar a la meta de Shubaytah y, de esta manera, seguir en carrera.

El pasado jueves, el piloto de Oliana (Lleida) y su copiloto de Calonge (Girona) habían llegado hasta el campamento «D», el cuarto de los siete repartidos a lo largo de esta sexta especial. Con 402 kilómetros cronometrados recorridos (de los 547 totales), este viernes tenían otros 145 por delante. Sin embargo, cuando habían superado un tercio de la especial, se ha roto el diferencial delantero, un hándicap casi insalvable en una crono íntegramente sobre dunas de arena muy blanda, en el inhóspito desierto del Empty Quarter.

Esteve y Villalobos han intentado seguir adelante, con muchas dificultades, hasta que ha caído la noche. Entonces han decidido parar en el último de los siete campamentos, el «G», y completar los kilómetros restantes al día siguiente, ya con luz diurna.

Ahora la meta del equipo con los colores de Repsol, MGS Seguros, TOYOTA GAZOO Racing España y KH-7 es aprovechar la jornada de descanso, que se celebra este sábado en Riad, para reunirse con la caravana. Para ello, tendrán que recorrer de un tirón alrededor de 1.000 kilómetros hasta la capital de Arabia Saudí, de manera que se quedan sin el día de teórico reposo que sí habrá disfrutado el resto de los participantes.

También podría interesarte
Deja una respuesta