Isidre Esteve resuelve con determinación una etapa «estresante»

-El piloto ilerdense y su copiloto Txema Villalobos superan con solvencia la novena especial del Dakar, de 436 kilómetros contra el crono y constantemente por encima de mil metros de altura.

-El Repsol Toyota Rally Team se clasifica en el 36º lugar absoluto (21º de T1+), y ya está en Al-Ula, donde el Dakar arrancó hace casi dos semanas.

-«Ha sido una etapa larga y estresante, hemos notado que la especial se disputaba a mucha altura. Pero todo ha ido bien; no hemos tenido pinchazos y la navegación de Txema ha sido perfecta».

El Repsol Toyota Rally Team ya está en plena cuenta atrás para terminar el 46º Rally Dakar el próximo viernes. Este martes, Isidre Esteve y Txema Villalobos han superado la novena de las 12 etapas. La jornada llevaba a la caravana desde Ha’il hasta Al-Ula, de vuelta al mismo vivac donde la prueba arrancó hace casi dos semanas. La especial, de 436 kilómetros, ha resultado «larga y estresante» para el equipo español, pero Esteve y Villalobos la han superado con solvencia.

La crono discurría constantemente por encima de mil metros, una altitud máxima que sólo se superó en la primera etapa, hace dos sábados. Constaba de pistas de arena muy rápidas, con navegación difícil, tramos fuera de pista de arena y tierra, y también sectores pedregosos. La combinación resultaba más favorable para coches lo más ligeros y potentes posible, y ha hecho que el piloto de Oliana (Lleida) y su copiloto de Calonge (Girona) tuvieran que echar mano de toda su determinación para completarla.

«Los primeros 90 kilómetros eran como un circuito de motocross de arena blanda, con muchos baches; era muy complicado ir rápido con el depósito de combustible lleno. Queríamos correr y el coche iba bien, pero se descontrolaba mucho dentro de los bancos de arena. Además, la altura de la especial hacía que no notara toda la potencia, pero eso es normal en un motor atmosférico. La arena estaba tan blanda que en un par de dunas nos ha costado subir», explica Esteve.

«Luego el terreno se volvía más rápido, pero con la tierra muy blanda, y había muchas zonas de piedra donde teníamos que ir con cuidado para no pinchar. Era difícil encontrar el buen ritmo, pero todo ha ido bien; no hemos tenido pinchazos y la navegación de Txema ha sido perfecta», añade el piloto apoyado por Repsol, MGS Seguros, TOYOTA GAZOO Racing España y KH-7.

En la última parte de la especial ya no había piedras e Isidre Esteve ha podido exprimir más su pilotaje. «Hemos llegado al final contentos con el ritmo y con todo, pero muy cansados», confiesa. El Toyota Hilux T1+ número 235 se ha clasificado 32º absoluto, 19º entre los coches T1+, a 43 minutos y medio de la cabeza.

Con la caravana en Al-Ula, la décima etapa de este miércoles será un bucle alrededor de estaba población milenaria saudí. Otra vez por encima de los mil metros de altura (aunque con un máximo inferior al de hoy), la especial tendrá 371 kilómetros cronometrados, mayoritariamente sobre pistas, aunque también con arena y piedras. «Pienso que será una etapa muy bonita; estamos animados», aventura Isidre Esteve.

Clasificación etapa:
1. Sébastien Loeb (Prodrive) 4h 17’33»
2. Carlos Sainz (Audi) +04’14»
3. Mathieu Serradori (Century) +04’43»
4. Guillaume De Mevius (Toyota) +09’52»
5. Guy David Botterill (Toyota) +10’01»

32. Isidre Esteve (Toyota) +43’29»

Clasificación general:
1. Carlos Sainz (Audi) 37h 50’57»
2. Sébastien Loeb (Prodrive) +20’33»
3. Lucas Moraes (Toyota) +01h 12’02»
4. Guillaume De Mevius (Toyota) +01h 39’56»
5. Giniel De Villiers (Toyota) +02h 00’12»

74. Isidre Esteve (Toyota) +26h 49’09»

También podría interesarte
Deja una respuesta