Top 10 de Eduard Pons en una etapa muy física

-El piloto de Lleida y su copiloto Jaume Betriu finalizan décimos tras una especial dura y con cambios de ritmo constantes. En la general de SSV ganan un puesto para situarse en 14ª posición.

-El equipo Pons Rallysport ocupaba el octavo puesto durante la segunda mitad de la etapa, que habría significado su mejor resultado parcial, cuando un camión ha entorpecido su progresión.

-“Era una etapa muy complicada para un SSV, de dificultad máxima, pero hemos vuelto a tener un día limpio. Lástima que el polvo de un camión nos haya dejado décimos”.

El equipo Pons Rallysport ha estado a punto de firmar este martes su mejor resultado parcial en el Dakar. Eduard Pons y Jaume Betriu ocupaban la octava posición absoluta de SSV en la segunda mitad de la novena etapa, de 436 kilómetros cronometrados, pero en los últimos compases han alcanzado a un camión que los ha ralentizado hasta el final. Aun así, la buena actuación del piloto y el copiloto ilerdenses les ha permitido acabar en 10º lugar, a 28 minutos de la cabeza. En la general, ganan una posición y se sitúan en 14º puesto.

“Ha sido una etapa muy física, muy dura, con una sola parada para repostar. Era muy difícil mantener un ritmo porque estaba todo muy roto, de manera que era una constante sucesión de cambios de ritmo y de irregularidades en el terreno”, explica Eduard Pons.

La tipología del recorrido, entre Ha’il y Al-Ula, presentaba dos partes bien diferenciadas. La primera, con una arena muy machacada y grandes dunas, que han aumentado la exigencia física y la concentración de piloto y copiloto: “Era una etapa muy complicada para un SSV, de dificultad máxima, porque hay dunas muy grandes y cuesta mucho pasarlas. Hay que entrar con mucha inercia, y algunas las tenemos que analizar para poder subirlas”.

La segunda parte de la especial cambiaba de escenario, pero no de dificultad. “Era muy pedregosa, con unas trialeras exageradas. El ritmo también cambiaba constantemente, con zonas rápidas y otras muy lentas, con piedras y más piedras, pero hemos vuelto a tener un día limpio”, describe el piloto del Pons Rallysport.

Es por eso que, a pesar de la dificultad, el equipo ilerdense estaba cuajando tal vez su mejor actuación de la carrera. En la segunda mitad de la especial, el Can-Am Maverick X3 número 407 ocupaba la octava posición absoluta, que habría sido su mejor resultado parcial en una etapa.

“Pero el final ha sido muy complicado. Nos daba el sol de cara, pero aun así íbamos adelantando coches entre el polvo. Lástima que al final hemos alcanzado a un camión y nos ha ralentizado bastantes kilómetros hasta la meta. El polvo de este camión nos ha dejado décimos”, reconoce Pons.

No obstante, tras sumar una segunda jornada consecutiva sin problemas añadidos a las dificultades propias de la competición, Pons y Betriu se sienten “animados y fuertes” para afrontar las tres últimas etapas. Este miércoles, el antepenúltimo envite será un bucle alrededor de Al-Ula, de 371 kilómetros cronometrados. Ya no habrá dunas, sino principalmente pistas de tierra, además de arena y piedras.

También podría interesarte
Deja una respuesta