Loeb: “Obviamente es frustrante; sabíamos que con los Audi no sería fácil, hay varios y pueden ayudarse entre ellos»

Parado en el kilómetro 138 de la undécima etapa del Rally Dakar 2024 debido a la rotura de un triángulo en su BRX, Sébastien Loeb pudo reaccionar pocos minutos después de encontrarse con este problema.

“Fue en un cambio de 1ª marcha donde hay muchos lugares en los que el coche se inclina hacia el otro lado. Cuando estas en una cumbre, no puedes ver si hay o no una roca detrás, por lo que la rueda delantera golpeó y todo giró”, lamentó el galo.

Recordó que “el coche estaba muerto y necesitábamos el camión de asistencia porque hay piezas que están torcidas y no las tenemos de repuesto. Al no haber ningún coche Prodrive detrás, fue complicado”, pero, para su suerte, consiguió reparar la pieza rota gracias a la ayuda de un equipo Hunter, el equipo chino YunXiang, lo que propició que pudiera reprender la marcha después de más de hora y cuarto de retraso con respecto a Carlos Sainz, aunque recuperó tiempo sobre Guillaume de Mevius, lo que le permite ser tercero.

“Obviamente es frustrante, queríamos hacerlo bien hoy. Sabíamos que con los Audi no sería fácil, hay varios y pueden ayudarse entre ellos si es necesario. Es así», se sinceró.

También podría interesarte
Deja una respuesta