Subir al podio, una gran victoria para el equipo Pons Rallysport

-Eduard Pons y Jaume Betriu consiguen acabar su primer Dakar juntos, en la edición más dura de las cinco celebradas en Arabia Saudí.

-El equipo ilerdense se sobrepone a todas las adversidades y finaliza la carrera en la 16ª posición en la clasificación general de SSV.

-“Cruzar la meta ya es una gran victoria para nosotros. No nos ha acompañado la suerte en este Dakar, pero hemos hecho un gran trabajo para llegar hasta aquí”.

Eduard Pons y Jaume Betriu han finalizado este viernes el 46º Rally Dakar, en su primera participación compartiendo la cabina del Can-Am Maverick X3 número 407. Han completado los últimos 174 kilómetros cronometrados, un bucle alrededor de Yanbu, en la 15ª posición absoluta en SSV, a 19 minutos del líder. En la general, después de 7.909 kilómetros, 4.671 de los cuales repartidos en 12 etapas de competición y una prólogo, el equipo Pons Rallysport se ha clasificado en el 16º puesto entre los 28 vehículos ligeros de serie supervivientes.

“No ha sido el Dakar que habíamos visualizado en un principio, pero ha sido un gran Dakar. Un Dakar en el que cruzar la meta ya es una gran victoria para nosotros. No nos ha acompañado la suerte, pero hemos hecho un gran trabajo para llegar hasta aquí”, reconoce Eduard Pons.

La edición 2024 ha sido la más dura de las cinco celebradas en Arabia Saudí, una carrera que Eduard Pons no ha dudado en calificar de “bestial”. El equipo Pons Rallysport empezó sufriendo con los pinchazos en la primera semana. Aun así, después de la quinta etapa se había aupado a la novena posición absoluta. A partir de ahí se sucedieron las adversidades (avería del turbo en la sexta etapa, la crono 48h; rotura de suspensión y palier en la séptima; más pinchazos en la décima y la undécima…), que pusieron a prueba los recursos y la capacidad de resistencia del equipo ilerdense, integrado en la estructura de South Racing.

“Ha sido muy complicado, lo definiría como un Dakar bestial. Hemos disfrutado de pocas etapas limpias y las dificultades nos han enseñado cómo es el otro Dakar. Pero he tenido la gran suerte de tener al lado a Jaume, un auténtico campeón en todos los sentidos”, agradece Pons.

Después de dos Dakar acabados en moto (mejor rookie en 2020 y 12º absoluto en 2021), Betriu disputaba su primer Dakar como copiloto. Su labor no sólo ha sido impecable en las tareas de navegación, sino también a la hora de resolver cualquier imponderable técnico en pista. “Muchos días nos veíamos fuera del Dakar, pero siempre hemos sido capaces de inventar alguna cosa para seguir adelante. Las hemos pasado de todos los colores, pero juntos lo hemos luchado y juntos hemos llegado hasta el final”, asevera el pluricampeón nacional de enduro.

Así, Jaume Betriu ha sido el compañero ideal para el primer Dakar de Eduard Pons. El veterano piloto de rallyes inició su proyecto “Road to Dakar” en 2021, al ganar la categoría T4 (actual SSV) en el Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno. Después de 14.000 kilómetros de competición en estas últimas tres temporadas, también en la Copa FIA de Bajas y el Mundial de Rally-Raid, Pons llegaba muy bien preparado a su debut en el Dakar. Acabar la carrera ha sido el resultado de todo este trabajo de preparación previa y de su determinación al volante, tras dos semanas al límite de la resistencia física y mecánica.

“El Dakar te da una experiencia que no te dan ni cinco mundiales seguidos. Ha sido un Dakar para aprender muchas cosas, en cuanto a conducción, visión de la carrera, mentalidad… Todo esto nos servirá de mucho a todos en el futuro”, valora.

También podría interesarte
Deja una respuesta